Noticias

EN BARBOSA (SANTANDER), 107 MUJERES SON EJEMPLO DE LIDERAZGO

Bucaramanga, abril 26 de 2017. Cuando el conflicto armado llegó a las puertas de Barbosa y de toda la región veleña, comenzó una historia de dolor para muchas familias que jamás imaginaron la tragedia que vivirían. ”En el año 2012 mi esposo se encontraba trabajando, lo secuestraron, lo torturaron y lo asesinaron los grupos paramilitares, me quedaron cuatro niños menores de edad”: esta es la historia de Rosa Nelyda Jaimes Alvarado, víctima del conflicto y quien es la coordinadora de la mesa municipal de víctimas de Barbosa.

Su organización está conformada por 107 mujeres, quienes perdieron esposos, hijos, padres y otras quienes llegaron desplazadas de otras regiones, ellas tuvieron que hacerle frente a la vida y fortaleciéndose en su dolor, se asociaron para liderar diferentes acciones en beneficio de las víctimas y conformaron “Mujeres por un mundo mejor”

“Nosotras queremos salir adelante, ya no mendigar más, sino tener nuestro propios negocios y entradas económicas propias y sacar adelante a nuestros hijos, que no se queden sin estudio, que sean personas útiles a la sociedad” es uno de los objetivos de la organización conformada por artesanas y cultivadoras de plantas ornamentales liderada por Rosa Nelyda.

En un comienzo fueron mujeres calladas, que estaban cumpliendo su rol de esposas y madres, pero cuando perdieron a sus familiares se redescubrieron como líderes y buscaron espacios para exigir sus derechos, como es el caso de algunas que fueron candidatas al concejo municipal y otras que como Rosa Nelyda hoy coordina la mesa municipal de víctimas y esta asociación de mujeres.

Ellas tienen clara su labor y han logrado perdonar y seguir adelante con su proyecto “nosotras cultivamos orquídeas, bromelias, catleyas, diferentes clases de orquídeas, nos beneficiamos de las ventas de ellas en diferentes eventos, eso lo hacemos como iniciativa propia, desde nuestra organización promovemos el cuidado del medio ambiente”

Tienen la esperanza de consolidar su proyecto productivo, están a la expectativa del apoyo institucional porque sienten que pueden aportarle a la paz desde su trabajo con sus flores y artesanías, con ese cuidado y dedicación de mujeres comprometidas con la sociedad y el medio ambiente.