Noticias

EN MARCHA OBRAS PARA MITIGAR LA ACCIDENTALIDAD EN SAN GIL

La Agencia Nacional de Infraestructura, INVÍAS, Convicol, la Policía Nacional, la Gobernación de Santander  y la Administración Municipal de San Gil  iniciaron esta semana las obras para  reducir  la accidentalidad en la vía nacional, y el sector de ingreso a San Gil.

Publicidad

Ya fueron instaladas en este  trayecto vallas informativas,  para determinar   que los vehículos no pueden superar los 30 km de velocidad cuando bajan por el sector conocido como El Derrumbe.  También se contará desde este jueves con un sistema radar detector de velocidad, para sancionar a los conductores que no cumplan con esta reglamentación.

l Alcalde de San Gil Ariel Fernando Rojas Rodríguez señaló, “la Policía de carreteras controlará este radar de velocidad, para que por favor cuando bajen por el derrumbe lo hagan con una velocidad máxima de 30 km por hora, esta medida es permanente, también tenemos un puesto de control  las 24 horas, se han detectado dos vehículos de carga con los frenos caliente y fueron parqueados por más de 2 horas hasta que cumplieran con los requerimientos técnicos para continuar el trayecto”.

La vía continuará vigilada por radar electrónico, y en los peajes los conductores serán informados de esta medida. El mayor Edwin Fabián Angarita Ortiz Comandante de la  Policía de Tránsito en Santander comentó, “seguimos con las medidas de seguridad en este puesto de ingreso a San Gil con un punto de prevención  vial, estamos parando los vehículos verificando el estado técnico mecánico  de los mismos  así como el estado  físico anímico de los conductores, en Curití tenemos otro puesto  con estos mismos controles”.

Tanto Convicol, como la ANI, Invías, la Administración Municipal  y la Gobernación de Santander continúan con los estudios para construir las rampas de frenado, y reductores de velocidad. El proyecto para la construcción de la variante sigue en marcha, esperando la cita con el presidente Juan Manuel Santos. El Ministro de Transporte Jorge Eduardo Rojas Giraldo anunció que la Variante de San Gil se podrá construir dentro de los próximos dos años ya sea por obra pública o por APP de iniciativa privada.

“La variante si se va a hacer y en la reunión con las autoridades de Santander se evaluaron dos caminos; el primero por APP de inversión privada dado que ya contamos con estudios fase 3 y costaría 130 mil millones de pesos ($115 mil para obra y $15 mil  millones para compra de predios); y el segundo por obra pública que se buscará por adición presupuestal producto de la reforma tributaria”, explicó el Ministro de Transporte.

En el segundo caso, explicó el funcionario, la próxima semana buscarán conjuntamente un espacio con el Ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas y de ser posible con el señor Presidente Juan Manuel Santos para conseguir los recursos que permitan construir esta variante por obra pública. “Podrían ser 15 o 20 mil millones de pesos para este año y el resto para el 2018, de esta manera existe una alta posibilidad de contar con este recurso” agregó el Ministro.

El Ministro Rojas Giraldo calificó este proyecto de alta prioridad para el Gobierno y dijo que existe disponible un recurso a través del fidecomiso del concesionario para que de inmediato se ejecuten obras de infraestructura que busquen reducir la velocidad y se disponga de mayor número de señales de tránsito.