Noticias

EN RUEDA DE NEGOCIOS, VÍCTIMAS DE SANTANDER VISIBILIZAN SUEÑOS Y PROYECTOS EMPRESARIALES

Publicidad

ruedadenegociosbmangaProyectos  independientes como estos son los que hacen evidentes los resultados de la ley de víctimas y refuerzan la labor social de la unidad.

Bucaramanga, 17 de junio de 2014. Las historias de las víctimas del conflicto armado a veces tienen puntos de giro que son importantes de destacar, sobre todo, cuando estas hacen parte de proyectos de vida que las dignifican y permiten su reparación. Lo anterior, se vivió en la Rueda de Negocios Social, organizada por PROPAIS.

Aquí los diferentes expositores tuvieron la posibilidad de realizar contactos y negocios con comerciantes de la región. “Es la posibilidad de tener nuevos clientes como empresaria…las victimas debemos tener fe en nosotras mismas, de que somos capaces de progresar acá en Bucaramanga y en cualquier lugar que sea, así sea trabajando 20 horas diarias y he visto los resultados gracias a todas la entidades que nos han apoyado”, expreso Elvia Díaz Peña víctima desplazada y quien ahora tiene su empresa de confecciones.

Jacqueline Benítez Acosta ilumina su ilusión con su empresa de velas decorativas. “Esta actividad es una entrada económica para nuestro hogar, porque es un arte muy lindo el que hacemos…hay que salir adelante, hay que luchar por nuestros sueños, más cuando uno tiene familia, mi papá (asesinado) no pudo darme el sueño que yo quería de estudiar, entonces yo se lo voy a dar a mis hijos”, es el pensamiento de esta víctima de la violencia, que con entusiasmo y alegría produce y vende sus productos en este evento.

Por su parte, Juan Bautista Agreda representante de las comunidades indígenas quien fue secuestrado en tres ocasiones por diferentes grupos ve su trabajo “como un consuelo de vida, como un conocimiento para la convivencia social entre las razas, entre las comunidades; ojalá que esto sea para el bien común entre todos los pueblos para un camino de vida, para el empleo”, manifestó el gobernador nacional de las comunidades indígenas de la tribu Kamsa del Alto Putumayo.

La rueda de negocios se convierte en la mejor posibilidad para que las víctimas tengan el reconocimiento social y visibilicen sus proyectos y sueños, siempre apoyados por la Unidad. Proyectos  independientes como estos son los que hacen evidentes los resultados de la Ley de Víctimas y refuerzan la labor social de la Unidad.