Noticias

ESCARPA OCCIDENTAL DE LA MESETA DE BUCARAMANGA SEGUIRÁ COMO ÁREA RURAL

CDMBAsí se garantiza la estabilidad de la ciudad

Mayo 16 de 2014. Luego de un fuerte debate, el Concejo de Bucaramanga le halló plena razón a la Corporación Autónoma Regional para la Defensa de la Meseta, CDMB, que defendió con argumentos legales y ambientales el carácter de área rural de la escarpa occidental de Bucaramanga, la cual ha sido pieza vital dentro del largo proceso de estabilización de la meseta.

El subdirector de Ordenamiento y Planificación del Territorio, Carlos Suárez, recordó no sólo el largo proceso que se surtió con el Área Metropolitana de Bucaramanga para concertar el  POT y sus lineamientos ambientales, sino que desde 1982, la Junta Directiva del Inderena declaró la escarpa como Área de Reserva Forestal Protectora, por petición de esta Corporación. Posteriormente, en 1996, la CDMB declaró un área protegida de mayor extensión adicionando a las escarpas los Cerros Orientales, bajo la categoría de Distrito de Manejo Integrado de los Recursos Naturales – DMI. Luego, en 2010, la CDMB dio aplicación al Decreto 2372 y homologó el área protegida como un Distrito Regional de Manejo Integrado, realizando su inscripción en el Registro Único Nacional de Áreas Protegidas y el Sistema Nacional de Áreas Protegidas.

De esta manera se ratificó su condición rural teniendo en cuenta, además, que la cobertura predominante de la escarpa occidental es forestal protectora y le corresponde uso de preservación. De acuerdo con el artículo 35 del Decreto 2372, debe evitarse al máximo la intervención humana y sus efectos. La concejal Sandra Pachón, de amplia trayectoria en el campo ambiental, recordó durante su intervención que el Concejo debe acatar las normas nacionales para evitar futuras demandas. “A pesar de que el Área Metropolitana no comparta que pertenezcan al sector rural, la norma nacional lo dice. El Concejo no puede trabajar por lo que nos parezca sino por lo que dice la norma”.

Por su parte, el director de la CDMB, Ludwing Arley Anaya, consideró que habría un evidente interés en las zonas aledañas del Carrasco por parte del Área Metropolitana de Bucaramanga, que además desconoce que este suelo no puede ser objeto de construcción de vivienda, no se le pueden llevar servicios públicos domiciliarios y tampoco puede ser objeto de urbanismo porque se localiza siempre por fuera del perímetro sanitario. “El DRMI de Bucaramanga, del que forman parte los Cerros Orientales y la Escarpa Occidental, es pieza importante de la Estructura Ecológica del Municipio”, recalcó el Director de la CDMB.

A su turno el subdirector de la CDMB, Carlos Suárez, reiteró que si bien la escarpa occidental es un área protegida por el SINAP, esto no quiere decir que a futuro no puedan establecerse unos parques de disfrute público en el área que limita con la zona urbana.