ESSA SOCIALIZÓ EL DESEMBALSE DE LA REPRESA DE BOCAS

El Plan de Manejo Ambiental de la represa de Bocas fue aprobado por la Corporación Autónoma Regional para la Defensa de la Meseta de Bucaramanga, CDMB. Se logró socializar a más de 200 familias ubicadas en las laderas del rio Lebrija

Como parte de las actividades del plan de manejo ambiental se llevó a cabo la socialización del desembalse de la represa de Bocas a las comunidades ribereñas, en el Conchal y en Bocas, jurisdicción del municipio de Lebrija.

Luis Ernesto Pallares, pescador del río Lebrija comentó: “me parece muy bien, ahorita es el tiro, es bueno para que ustedes hagan el desembalse, ahora que está el rio crecido y no hay pescado”.

ESSA ha fortalecido su interacción con la comunidad para de manera oportuna informar sobre la ejecución de los desembalses programados. Así mismo como  empresarial y cuidado del medio ambiente, anualmente se realizan mayores compensaciones a las exigidas en relación a la siembra de alevinos de especies nativas de la cuenca.

En reunión con las Asociaciones de Pescadores de la Cuenca del río Lebrija y en coordinación con Corporación Autónoma Regional para la Defensa de la Meseta de Bucaramanga, CDMB, se acordó realizar el desembalse controlado de la represa de Bocas desde el próximo lunes 29 de octubre hasta el 7 de noviembre.

Los procesos de desembalse controlado de la represa de Bocas son actividades de mantenimiento de obligatoria ejecución para garantizar la operación segura de la central hidroeléctrica de Palmas y minimizar el impacto ambiental que representa la descarga de sedimentos al río Lebrija durante la apertura de las compuertas de fondo.

Al respecto, se destaca que a la fecha ESSA ha dado cabal cumplimiento de los compromisos ambientales establecidos con la CDMB, dentro del Plan de Manejo Ambiental de la represa de Bocas, con el fin de mantener los parámetros físico químicos, a través de los cuales se realiza monitoreo de los parámetros de turbiedad, temperatura, oxígeno disuelto, solidos sedimentables y pH, garantizado la conservación de las condiciones óptimas del recurso hídrico y la supervivencia de la fauna íctica.

En temas sociales el desembalse de la represa de Bocas da trabajo aproximadamente a unas 50 personas de la región, entre las actividades de limpieza y monitoreo del río, así como un trabajo directo con la comunidad de pescadores, quienes se contratan para revisar la situación de los peces en el ecosistema del río.

ESSA sigue apoyando a los pescadores de la cuenca del río Lebrija con el fin de integrar una estrategia que permita unir esfuerzos en la construcción de territorios sostenibles y competitivos, a través de la generación de empleo y el apoyo directo a los programas que permitan que la región sea un modelo en el aprovechamiento de los recursos hídricos.