“ESTAMOS TRABAJANDO PARA GARANTIZAR QUE LO QUE VIVIMOS JAMÁS VUELVA A OCURRIR”: YOLANDA PINTO

La directora nacional de la Unidad para las Víctimas visitó el resguardo indígena de San Lorenzo y el municipio de Supía, en Caldas, para revisar los compromisos con la población víctima.

SUPÍA. Realizar un seguimiento a los compromisos de las administraciones locales con la población víctima de Riosucio y Supía y verificar el avance del proceso de reparación colectiva en el resguardo indígena de San Lorenzo, fueron los principales objetivos de la visita de la directora nacional de la Unidad para las Víctimas, Yolanda Pinto, al departamento de Caldas.

La Directora de la Unidad, acompañada del director territorial Freddy López, entabló a primera hora un diálogo con Omairo Ayala, alcalde de Supía; Bernardo Hernández, alcalde de Riosucio; los líderes de la Mesa Municipal de Víctimas de Supía; el personero municipal, Jerson Bastidas, y el delegado de la Gobernación de Risaralda para asuntos indígenas, Hernando Hernández.

“Los invito a trabajar de la mano de la Unidad para que la población víctima mejore sus condiciones de vida en el territorio. Tenemos que hacer una campaña muy fuerte para que los timadores no nos sigan engañando a las víctimas y espero muy pronto poder lograr indemnizar a los mayores de 70 años  en estos municipios. Ellos son una prioridad para nuestra entidad”, argumentó la Directora.

En el resguardo San Lorenzo.

Ya durante su visita al resguardo indígena de San Lorenzo, la Directora de la Unidad recibió una gran bienvenida por parte de las autoridades indígenas, encabezadas por la gobernadora Elizabeth Betancourt, la guardia indígena, los cabildantes, el CRIDEC (Consejo Regional Indígena de Caldas) y la comunidad en general reunida en una asamblea general.

“Quiero darles un saludo muy especial de parte del señor Presidente, Juan Manuel Santos Calderón, un hombre comprometido como nadie con la paz de este país. Este es un lugar donde se respira eso que los colombianos necesitamos: esperanza, confianza, optimismo, para salir adelante, Dios nos envía mensajes y ahora sé por qué estoy acá y es que necesitamos seguir trabajando duro para poder cumplir con todo lo que tenemos planeado en este Plan Integral de Reparación Colectiva (PIRC) y para garantizarles que lo que hemos vivido, jamás volverá a ocurrir”, dijo Pinto Afanador.

 “Es la primera vez que este cabildo tiene una mujer como gobernadora. Me complace mucho que otra mujer, Directora de la Unidad para las Víctimas, nos visite con ese mensaje de tener un mejor futuro, ahora viviendo en paz y con ganas de jamás tener que abandonar este territorio ancestral en el que nacimos. Agradecemos por este cierre de la fase de alistamiento de este proceso de reparación colectiva, con el cual sin duda vamos a mejorar las condiciones de vida de la gente del resguardo”, expresó la gobernadora indígena de San Lorenzo.

Desde hace tres días la Unidad para las Víctimas viene desarrollando en el resguardo, con el acompañamiento de la Dirección de Asuntos Étnicos, unas jornadas de trabajo con los miembros del grupo de apoyo, con el objetivo de seguir avanzando en la formulación del PIRC y realizar el cierre de la fase de alistamiento con este resguardo, con el cual desde hace dos años se viene consolidando el proceso de recuperación emocional con los familiares de víctimas de desaparición forzada.

“Yo como ustedes soy una víctima del conflicto armado y sé lo que es perder un ser querido. Por ello los entiendo en su clamor y estamos aquí para demostrarles que seguiremos trabajando de la mano para poder mejorar  las condiciones de vida de la comunidad. Me complace poder estar aquí en San Lorenzo con unas comunidades supremamente organizadas. Estamos haciendo un ejercicio fuerte de reparación colectiva y son esos avances los que tenemos que mostrar para hacer de Colombia un país diferente en estos tiempos de paz y reconciliación”, dijo Yolanda Pinto.

Cumplido este acto del cierre de la fase de alistamiento y una vez realizado el diagnóstico del daño sufrido en esta y otras comunidades, por cuenta del conflicto armado, los cinco resguardos indígenas de Caldas reconocidos por parte de la Unidad en el Registro Único de Víctimas, podrán participar el próximo mes de junio del proceso de Consulta Previa, con el fin de aprobar las medidas a implementar.

De este trabajo profundo y concertado con la comunidad beneficiada, también participaron los resguardos de La Montaña, Totumal, Escopetera Pirsa y Cañamomo Lomaprieta, bajo la dirección de los profesionales de reparación colectiva y Dora Yagarí, directora de Asuntos Étnicos de la Unidad.