Noticias

FAO PROMUEVE EL ENFOQUE “UNA SALUD” MEDIANTE EL COMBATE DE LA RABIA BOVINA EN LA REGIÓN.

IMAGEN-8146690-2Proyecto Regional busca mitigar el alto impacto que genera la Rabia Bovina sobre los ingresos de los agricultores familiares y la salud de los habitantes rurales.

La FAO en respuesta a la solicitud de las Autoridades Sanitarias Veterinarias de cinco países de la región, lanzó en noviembre de 2014, un nuevo proyecto de cooperación técnica para prevenir y controlar al virus de la Rabia bovina, enfermedad que junto con la Rabia Canina es considerada una de las zoonosis (enfermedades que se transmiten de los animales al hombre) más importantes en el mundo, poco notificada y desatendida en las poblaciones rurales pobres. La Rabia Bovina es transmitida por un murciélago hematófago que habita en zonas tropicales y subtropicales de la región. Genera importantes pérdidas directas por la mortalidad del ganado y la disminución de la producción de carne y leche, poniendo en riesgo la seguridad alimentaria y desarrollo social de numerosas comunidades vulnerables en el medio rural.   Se suma, el riesgo para la salud humana por el contacto al manipular animales infectados, o bien al ser directamente mordidos por el murciélago transmisor, afectando en su mayoría a niños. La enfermedad es casi siempre mortal y no existe tratamiento.

El Proyecto de Cooperación Técnica TCP/RLA/3501 proporcionará asistencia técnica a los gobiernos beneficiarios, mediante el fortalecimiento de los sistemas de prevención y control de la Rabia Bovina en los ecosistemas endémicos prioritarios, con un enfoque que está orientado en tres relevantes componentes de intervención: – Promoción intersectorial para una salud. – Vigilancia epidemiológica y control de focos. – Concienciación para productores y productoras pecuarios teniendo en cuenta una aproximación con perspectiva de género y derechos humanos. “Nuestra respuesta integral se promueve bajo el Enfoque “Una Salud”, es decir los servicios veterinarios, servicios de salud pública, responsables de medio ambiente y las comunidades requieren coordinar sus intervenciones de manera conjunta con el objetivo de garantizar la salud de las personas”, aseguró Tito Díaz, Oficial Regional de Desarrollo Pecuario de la FAO. “Seguimos un enfoque integrado y multidisciplinario–explicó– trabajaremos de manera conjunta con nuestros socios estratégicos OPS, OIRSA y OIE para ayudar a mejorar la resiliencia de las comunidades rurales ante la enfermedad,  protegiendo los ingresos de las familias rurales y la seguridad alimentaria”.

Las actividades del Proyecto incluyen acciones de educación sanitaria para las comunidades rurales con el fin de; impulsar la adopción de prácticas favorables a la salud del rebaño y la protección de la salud pública; fortalecimiento institucional y ampliación de capacidades técnicas en los servicios veterinarios teniendo como socios a los servicios de salud pública, para desarrollar acciones integradas de gestión de riesgo de la enfermedad; acompañado de acciones comunicacionales orientadas a posicionar la importancia de la salud animal para la salud pública en las agendas nacionales y regionales. El Proyecto inició oficialmente sus operaciones mediante la implementación de su taller de lanzamiento, organizado por la Oficina Regional de la FAO en Santiago de Chile, contando con la participación de las Autoridades Veterinarias, y con la participación del OIRSA y de la OPS/OMS.