Noticias

Farit Numa Hernández en Coloquio con Don Clímaco: HOY EN DÍA LOS CURADORES URBANOS SON SIMPLES FICHAS DE LOS QUE MANEJAN LOS DIVERSOS MUNICIPIOS DE COLOMBIA

Publicidad

mayo 12 farit numaEn el santandereano prima la insularidad, el “a mí no preocupa que le pasa a la comunidad”, a la hora de hablar de proyecto colectivos, dice Numa Hernández.

Ex Curador Urbano de Bucaramanga y un amplio conocer de temas que tiene que ver con la planificación y el crecimiento de las ciudades, con Farid Numa Hernández quisimos iniciar una serie de diálogos sobre la infraestructura vial y su influjo en el departamento de Santander. Así que sin muchos protocolos, fuimos directo a las preguntas:

don climacoDON CLÍMACO: Mucho se ha hablado durante largo tiempo sobre la implicación de la infraestructura vial en nuestro departamento y hoy quisiera preguntarle a usted, ¿qué piensa sobre el tema?

FARID NUMA HERNÁNDEZ: La infraestructura es un tema muy amplio y no se debe  reducir exclusivamente a lo vial. Pero la conectividad, Don Clímaco, es supremamente importante. Me explico: se puede hablar de infraestructura industrial, educativa, hospitalaria o comercial. ¿Por qué? Porque en la ciudad lo urbano, el territorio, hay verlo como un todo. Dentro de eso es muy importante y es de pronto una de las cosas que más incide, la falta de una buena conectividad o un buen sistema vial.

Y en ese sentido Santander está bastante rezagado, frente a otros departamentos, siendo éste un departamento que, creo, es la cuarta economía del país. Entonces no hay un equilibrio entre la infraestructura para competir y la potencialidad que tiene el departamento.

DON CLÍMACO: ¿Por qué cree que se ha dado ese atraso en la infraestructura de nuestro departamento?     

FARID NUMA HERNÁNDEZ: Parece ser que es una herencia histórica, pero no podemos quedarnos en lo histórica, en el pasado. El santandereano es muy emprendedor, es muy dinámico, pero cuando hay que hacer obras que son de carácter colectivo, de interés general, parece ser que prima como la insularidad, el a mí no preocupa que le pasa a la comunidad… Pereciera ser eso, Don Clímaco. No tenemos un sentido propiamente de pertenencia y de querer se los mejores, no de manera individual sino de manera colectiva.

Y obviamente que la clase dirigente tiene una responsabilidad histórica, pero no podríamos dejarle eso a unos pocos, sino que todos tenemos que jalonar ese proceso.  De manera de que es hora de que nos despertemos y nos demos cuenta que la potencialidad que tenemos puede ser convertida en una realidad.

DON CLIMACO: Pero quiero aprovechar este dialogo para llevarlo a un terreno que usted conoce muy bien, el de los Curadores Urbanos. Útilmente se ha desarrollado una fuerte crítica al trabajo de los Curadores en todo el país. ¿Usted qué piensa de esos cuestionamientos?   

FARID NUMA HERNÁNDEZ: Esa critica que se ha hecho tiene muchos puntos de referencia y, obviamente, allí si le cabe una alta responsabilidad a la clase política. Porque convirtieron una figura que nació bajo el decreto 2150, lucha contra la corrupción y la tramitomanía, en la cual se sustrajo de las oficinas de la administración pública – de la administración municipal – se sustrajo esa función para que ésta fuera ágil, transparente, rápida, y han querido convertir a los Curadores en personajes de bolsillo.

Han politizado la figura, Don Clímaco, cuando la idea era que fuera eminentemente técnica y de apoyo al sector de la construcción. Ese ese sentido desde el antiguo Ministerio de Desarrollo, después de Ambiente y Desarrollo Territorial, no se tuvo la entereza para que se hubiera logrado mantener la transparencia de lo que fueron las primeras generaciones de Curadores Urbanos. Y hoy tenemos casos bastantes lamentables, en los cuales éstos simplemente son fichas de los que manejan diversos municipios en Colombia.

DON CLÍMACO: Entendiendo la estructura politiquera de éste país, ¿eso quiere decir las cosas no van a cambiar hacia el inmediato futuro?   

FARID NUMA HERNÁNDEZ: Debe cambiar y vamos a hacer lo posible para que el proceso que se inició en el año de 1997 que fue la primera generación de Curadores,  se rescate. Para que ese apoyo a un sector tan importante como es la construcción, no esté en manos y el vaivén, ni siquiera de la política general, de la política urbana,  sino del interés particular y minucioso de algunos personajes que quieren convertir los procesos de licenciamiento,  de urbanización, en simple industria personal. Pienso que es supremamente grave y nocivo para el sector, Don Clímaco, que eso llegare a consolidarse.

Se está haciendo todo lo posible y creo que el proyecto de Ley que en este momento está radicada en el Congreso, pretende volver a sanear los procesos de designación de Curadores Urbanos en todo el territorio nacional.