Noticias

GOBERNACIÓN DE SANTANDER LÍCITA CON TRANSPARENCIA

maxresdefault
Didier Tavera Amado, Gobernador de Santander.
Publicidad

Contrato de vigilancia cuenta con estudio del sector actualizado con cifras, datos y estadísticas del año 2014, elaborado por la secretaria de planeación departamental

Con el fin de evidenciar transparencia en los procesos de licitación que desarrolla la Administración de Didier Tavera Amado, la Secretaría General de la Gobernación de Santander publicó los nuevos pliegos para la contratación del “Servicio de vigilancia y seguridad privada para las diferentes instalaciones de la Gobernación de Santander e inmuebles de propiedad y a cargo del Departamento de Santander”.

Esta decisión se tomó luego de la solicitud de la Procuraduría General de la Nación, a través de la vice procuraduría para la vigilancia preventiva de la función pública. La Gobernación, en aras de evidenciar transparencia y libre competencia de oferentes, amplió y actualizó el estudio del sector de vigilancia elaborado por la secretaria de planeación departamental con cifras, datos y estadísticas actualizadas del año 2014, dado que las de 2015 aún no se consolidan. Asimismo, se amplió el universo, tomando como referencia el 100 por ciento de las empresas de seguridad del país con el fin de permitir que las nuevas condiciones de contratación apliquen para futuros proyectos de vigilancia. El estudio se realizó de acuerdo a los lineamientos legales de contratación pública, que indican que la Gobernación tiene la obligación de realizar estudios del sector a contratar, con el fin de conocer precios promedio y condiciones del mercado.

Con estas condiciones, mientras se ejecutaba el primer contrato de vigilancia radicado con el código GR-SA-16-03 y basado en cifras y estadísticas de 2012, la Administración Departamental decidió actualizar los pliegos; como resultado el nuevo estudio arrojó tarifas diferentes con índices financieros menores por la amplitud del universo estudiado. La diferencia entre ambos contratos, que tienen el mismo objeto, es de $64 millones de pesos como consecuencia de la amplitud del universo estudiado. Cabe aclarar que no hay sobrecosto en el valor del primer contrato, pues ambos procesos contaron con un estudio del sector. Para el segundo contrato (GR-SA-16-04) se realizó el nuevo estudio que sirve completamente para el 2016. De esta manera, cuando se vuelva a contratar en 2017, los datos se actualizan a 2015, esto, cumpliendo con las indicaciones de la Procuraduría General de la Nación.

Es pertinente señalar que la modalidad de contratación es por selección abreviada y los contratos están regulados por la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada, entidad que establece topes mínimos para la contratación de los servicios de vigilancia, (más no topes máximos) con el fin de garantizar a los trabajadores un salario justo.