Noticias

GOBIERNO NACIONAL SE COMPROMETIÓ CON LA VARIANTE PARA SAN GIL

Buenas noticias para San Gil y Santander se dan luego de la reunión sostenida este jueves en Bogotá en el Ministerio de Transporte, con la presencia del Gobernador de Santander, El Alcalde de San Gil Ariel Fernando Rojas Rodríguez, el Ministro de Transporte Jorge Eduardo Rojas, el presidente de la Agencia Nacional de Infraestructura, el gerente de Convicol, el obispo de la Diócesis Socorro y San Gil, representantes de Fenalco Sur de Santander y los congresistas María Eugenia Triana, Mauricio Aguilar, Bernabé Celis, Lina Barrera, Jaime Durán, Edgar Gómez Román, Miguel Ángel Pinto, Horacio Serpa y Freddy Anaya.

Publicidad

La primera conclusión es la construcción de la Variante para San Gil como una obra pública, es decir la construiría directamente el Gobierno Nacional por un valor de 130 mil millones de pesos, y se definirá si se adiciona al Presupuesto de la Nación de 2017 para iniciar su ejecución este año.

Otra de las conclusiones es que la variante de San Gil quede incluida en la concesión 4G Barbosa – Bucaramanga que aún no tiene cierre financiero, alternativa que no fue muy bien acogida por los presentes, quienes le exigieron al Gobierno realizar la variante como obra pública contratada directamente por la nación. Desde mañana estarán profesionales y una comisión técnica del Gobierno Nacional en San Gil para analizar la compra de predios, el trazado ya definido, y la viabilización de la construcción de obras de mitigación como rampas de frenado mientras se viabiliza la construcción de la variante.

El Ministro de Transporte ordenó a la Policía de Tránsito y Transporte instalar un puesto de control las 24 horas en el sector Monte Carlos los 7 días a la semana para prevenir a los conductores antes del descenso a San Gil.

Hoy viernes se realizó una reunión con el Gobernador de Santander para seguir trabajando en el tema, y la semana entrante el ministro presentará al Presidente Juan Manuel Santos las propuestas, para que el mandatario de los colombianos decida la mejor alternativa para acabar de una vez por todas con este flagelo y riesgo de accidentalidad en San Gil. En la reunión se vio la unión de toda la bancada parlamentaria de Santander y la voluntad del Gobierno Nacional.