Noticias

GOBIERNO SOCIAL TRABAJARÁ EN EL “PLAN DE CHOQUE” PARA COMBATIR EL ZANCUDO TRANSMISOR DEL DENGUE

unnamedLa labor de asesoría y capacitación por parte de los expertos de la Secretaría de Salud. De esta manera la dirigencia comunitaria de Bucaramanga se vinculó de forma activa con el Plan de Choque para combatir el zancudo transmisor de enfermedades como el Dengue, el Dengue grave y el Chikungunya. Tras una larga y productiva reunión realizada el martes en la tarde en las instalaciones del auditorio Andrés Páez de Sotomayor, los ediles, presidentes de las juntas de Acción Comunal, vocales de control e integrantes de las Redes de Apoyo de la Salud se convencieron de la gravedad del caso, asumieron tareas y anunciaron su respaldo a las acciones del Gobierno Social, de Luis Francisco Bohórquez Pedraza.

“En muchos hogares de Bucaramanga, sin importar el estrato socio-económico, cientos de familias permiten, ingenua e inocentemente la reproducción del zancudo transmisor, propiciando los depósitos de agua y permitiendo la existencia de criaderos”, aseguró la secretaria de Salud, Claudia Mercedes Amaya Ayala. A su turno, la bióloga entomóloga, Alba María Amaya Solano, advirtió que lamentablemente Santander y en especial Bucaramanga, por sus condiciones topográficas y climáticas, son zonas ideales para la multiplicación del zancudo Aedes Aegipty.

Reconoció que este hecho se agrava cuando los ciudadanos “desatienden las recomendaciones de los organismos de salud; no toman medidas de prevención; no aplican los correctivos sencillos en materia de higiene y preservan costumbres culturales como no acudir al centro de salud, auto medicarse o acudir a la farmacia más cercana”. Las dos funcionarias fueron enfáticas al advertir que el dengue es una enfermedad prevenible y evitable, razón por la cual hicieron un llamado para que faciliten el accionar de las autoridades mediante la erradicación de depósitos de agua, la limpieza periódica de las pilas del lavadero de ropas.

Pidieron además la participación en actividades de capacitación para conocer la sintomatología de la enfermedad, saber cómo actuar con celeridad y efectividad e informarse sobre los sitios con mayor índice médico.

“Es una labor conjunta y sincronizada entre el Gobierno Social y la comunidad. De nada sirve tener personal, fijar políticas y tomar medidas, si la ciudadanía no está enterada, no participa en las capacitaciones y no acepta las recomendaciones. Nuestro llamado es: trabajemos en equipo para combatir a un enemigo letal, como el zancudo transmisor”, manifestó la médica Amaya Ayala.