Noticias

GOLPE ESTRATÉGICO AL ELN EN LÍMITES ENTRE SANTANDER Y BOYACÁ

Publicidad

IMG_7912IMG_7928Neutralizado responsable de la masacre de Güicán – Boyacá

Bucaramanga, 30 de noviembre de 2015. En una operación coordinada entre Ejército y Policía Nacional, fue neutralizado alias ‘Tuerto Lucho’ cabecilla del Frente ‘Adonay Ardila Pinilla’ del Frente de Guerra Oriental del ELN. La ofensiva efectuada en área rural del municipio de Onzaga, Santander, también permitió la captura de un guerrillero herido, al que se le prestaron los primeros auxilios, así como la recuperación de una menor de edad reclutada forzadamente por la organización armada ilegal.

A alias ‘Tuerto Lucho’  quien llevaba aproximadamente 25 años en la organización armada ilegal,  se le atribuye el planeamiento de la emboscada a tropas del Batallón de Alta Montaña No.2, adscrito  a la Primera Brigada, donde 12 soldados profesionales murieron, siete más resultaron heridos y dos fueron secuestrados. A su vez, se le atribuyen atentados contra la fuerza pública, instalación de campos minados en el municipio de Saravena- Arauca y atentados contra el oleoducto Caño Limón Coveñas. Según informaciones el guerrillero de 42 años de edad, se encontraba refugiado en esta área producto de las operaciones de la Fuerza Pública en los departamentos de Boyacá, Arauca y Casanare.

Prontuario delictivo

Mando de escuadra del frente Domingo Laín. Cabecilla de la comisión ‘Martha Elena Barón’ del frente Domingo Laín. Cabecilla de destacamento del ‘Batallón Héroes y Mártires’. Mando de comisión ‘Omaira Montoya Henao’ del frente Domingo Laín. Cabecilla de la comisión ‘Camilo Cien Fuegos’ del frente Domingo Laín. Cabecilla del frente ‘Domingo Laín’. Cabecilla del frente ‘José Adonay Ardila Pinilla’.

Con la muerte de este cabecilla, se afectan las finanzas y el trabajo con la redes de apoyo al terrorismo que venía realizando la estructura guerrillera en límites de los departamentos de Boyacá y Casanare. En la operación se incautaron armas cortas, municiones y equipos de comunicación. De esta manera las Fuerzas Militares y la Policía Nacional, continúan trabajando coordinadamente, ejecutando operaciones en el nororiente del país contra los fenómenos de criminalidad que más afectan la seguridad y la convivencia pacífica de los colombianos.

“Estamos en el corazón de los colombianos y ahí nos vamos a quedar”