Noticias

GRACIAS A DONACIÓN DE EMPLEADOS Y MIEMBROS DE LA JUNTA DIRECTIVA DE LA CÁMARA DE COMERCIO DE BUCARAMANGA MÁS DE 600 VENEZOLANOS REGRESARON A SU PAÍS.

Más del 50% de los empleados de la Cámara de Comercio de Bucaramanga, en solidaridad con la emergencia económica y social actual, donaron un día de sus sueldos para ayudar a mitigar las afectaciones por el COVID-19. Los miembros de la Junta Directiva de la CCB también se unieron a esta iniciativa haciendo donaciones personales.

Publicidad

Los aportes, que en total suman alrededor de 35 millones de pesos, fueron utilizados para trasladar hasta el puente internacional Simón Bolívar a inmigrantes venezolanos, que en medio de la crisis no contaban con los medios para regresar a su país. Gracias a la contribución del restaurante Zirus Pizza, parte de estos recursos también fueron destinados a su alimentación.

En coordinación con la Alcaldía de Bucaramanga, la Personería de Bucaramanga, Migración Colombia, la Policía Nacional y la Cruz Roja se realizó la asignación de los cupos, priorizando a los grupos familiares. Hasta el momento se han movilizado 630 personas en 21 buses los días 9, 10 y 11 de abril en horas de la madrugada.

En total, se contrataron 24 buses con capacidad de 30 personas cada uno, los tres restantes se desplazarán al vecino país tan pronto la Alcaldía Municipal realice una nueva asignación. Una vez más, la Cámara de Comercio de Bucaramanga, sus empleados y junta directiva reafirman su compromiso por la atención a la crisis del COVID-19 y por el bienestar de la ciudadanía.