Noticias

HEMOCENTRO SANTANDER DE LA ESE HUS CUMPLE A CABALIDAD CON EXIGENCIAS DEL INVIMA

Tras más de 5 años de medidas de mejoramiento continuo, el Hemocentro Santander de la ESE Hospital Universitario de Santander, cumplió por primera vez a cabalidad la totalidad de las exigencias del Invima en cuanto a funcionamiento y operación de bancos de sangre en el país.

El hecho se presentó tras una visita de seguimiento y control que efectuó la entidad al Hemocentro entre el 15 y el 17 de octubre de este año en la que evaluó 230 aspectos relacionados con la operación del banco de sangre de nivel A. “Hay una exigencias específicas en temas generales como por ejemplo capacidad del talento humano, adecuación de planta física, higiene y seguridad, equipos adecuados, este es uno de los aspectos más complejos porque son 94 ítems que se evalúan incluyendo que se ten gan equipos de última tecnología, se revisan procesos de calidad, registro y trazabilidad que tiene que ver con la documentación de todo el proceso desde que el donante llega al banco hasta que la sangre es distribuida e incluso el empaque desechado”, indicó el subgerente de servicios de apoyo diagnóstico del HUS, Sigifredo Fonseca.

El funcionario también recalcó que para implementar las mejoras se ha hecho un proceso de referenciación que ha abarcado tanto visitas a bancos nacionales como internacionales, que han apoyado la consolidación de mejores prácticas en el Hemocentro.

“De las visitas anteriores, por lo general el Invima viene realizando dos visitas al Hemocentro durante el año, siempre se registraban entre 4 y 5 hallazgos, pero esta vez, no quedó absolutamente ninguno. Por otra parte, también hay que resaltar que nuestro banco de sangre está habilitado para hacer procedimientos novedosos como procesos de que nos permiten separar plaquetas (plaquetaféresis) o glóbulos rojos solamente (eritroféresis)”, indicó Fonseca.

Del informe se resalta, que el Hemocentro recibió una felicitación especial en algunos aspectos como mantenimiento de equipos, (calibración, verificación de equipos), y el tema de reactivo vigilancia. “Con estos resultados que obtuvimos podemos garantizarle al donante que si tiene una sangre adecuada y competente para ser utilizada en otro ser humano aquí se lo vamos a decir con la encuesta, el tamizaje y el examen médico.

También hay que dejar claro que nosotros no hacemos exámenes de diagnóstico de enfermedades, por ejemplo, suponiendo que salga en alguna muestra algún marcador para sífilis, VIH, hepatitis o chagas, nosotros lo que le informamos al donante es que le salió un marcador positivo para esto, yo no le estoy diciendo que tenga la enfermedad, entonces lo que tiene que hacer es acercarse a su EPS para que le hagan los exámenes respectivos; y como aparece el indicador pues esa sangre no sirve.

Entonces podemos ofrecer garantía tanto para el donante como para el paciente que la recibe que es sangre garantizada de que no tiene marcador para ninguna enfermedad. El segundo aspecto positivo es que el banco de sangre es autosuficiente para cubrir las necesidades del hospital”, explicó Fonseca.

Cabe recalcar que los bancos categoría A según el Invima, “son bancos dependientes o vinculados a instituciones médicas o asistenciales, públicas o privadas, que para su funcionamiento requerirán el cumplimiento de los requisitos establecidos en los artículos 12, 13 y 14 de Decreto 1571 de 1993”. Hay que añadir también que las visitas no son previamente informadas a la entidad y se realizan en cualquier momento. El Hemocentro Santander capta entre 700 y 800 unidades de sangre y hemocomponentes al mes.

Con el apoyo del gerente del Hospital, Édgar Julián Niño Carillo, el Hemocentro Santander busca actualmente sacar adelante tres proyectos prioritarios para fortalecer principalmente la captación de sangre extramural, es decir, la que se realiza fuera de las instalaciones, como por ejemplo las jornadas en universidades e instituciones que apoyan esta labor. Entre estos proyectos está la adquisición de carpas especiales, la adquisición de un tráiler para facilitar el acondicionamiento de otra unidad móvil aparte del Hemobus, y el fortalecimiento del equipo humano con más personal para las donaciones extramurales.