Noticias

Hernán Hernández Peñaloza: (1ª parte.) EL SECTOR BANCARIO SERÁ EL RESPONSABLE DE LA CRISIS ALIMENTARIA COLOMBIANA.

Publicidad

10382667_10152513455151334_8819670233529202193_nEn Colombia debemos adaptarnos a un nuevo entorno cambiario, ya que en los últimos tres meses ha habido una devaluación del 24 % y la tendencia es que esto puede estacionarse en el 25 o 26%, lo que significa una protección contra los productos producidos en el extranjero, dijo en dialogo exclusivo con El Crisol el Presidente de la Asociación Santandereana de Agricultores, Hernán Hernández Peñaloza, al hacer un análisis de las perspectivas económicas para el sector agropecuario en este año 2015, análisis en el que hace una fuerte denuncia contra el sector bancario colombiano como responsable de la crisis alimentaria a la que nos podemos ver abocados.

Hernández Peñaloza nos explica de que ésta devaluación es como si tuviéramos un arancel del 25%, y coloca como ejemplo para explicar su tesis al Ecuador, quien acaba de subirle el arancel a los productos colombianos en un 21%, “porque se aterrorizaron ante la posibilidad que le inundáramos su mercado nacional con productos colombianos. Claro, es una medida totalmente arbitraria dentro de la reglamentación del Pacto Andino, y seguramente lo tendrán que echar para atrás. Sin embargo – nos sigue explicando el Presidente de la Asociación de Agricultores de Santander – la forma de protección que tiene el nuestro país ahora y los agricultores e industriales, nos va a permitir dos fenómenos simultáneos muy importantes: uno es el hecho de la posibilidad de mayor exportación de productos, dado que la mano de obra colombiano bajo en el mismo monto de la devaluación. De tal manera que somos más competitivos en las exportaciones”

“La devaluación colombiana es como si tuviéramos un arancel del 25%, que nos hace más competitivos, entre otras cosas porque significa que en la practica la mano de obra colombiana bajo en el mismo monto…”

Y simultáneamente tenemos una protección contra las importaciones. Hecho que Hernán Hernández dos ilustra explicándonos como Colombia el año pasado se llenó de papa peruana, de frijol ecuatoriano, de arroz venezolano, debido a esos problemas cambiarios.  Con esta fórmula de encontrar el verdadero valor del peso frente al dólar, al yen, al euro, estamos volviendo a tener competitividad y a tener protección.  Sin embargo no todos los agricultores, ni todos los industriales se prepararon para competir, dice el dirigente gremial. Y denuncia que principalmente la banca oficial no se ha venido preparando para eso, porque siguen trabajando con criterios antiguos y no están facilitando el suficiente flujo de recursos para poder competir en el mercado internacional.

Por un lado el gobierno nacional habla de la necesidad de competir en el mercado internacional, y por el otro la banca oficial – el Banco Agrario – lo que hace es medir centavo por centavo, y ojala no haya un crédito que sea mayor de 20 millones. Y con ese dinero convertido en dólares, no se puede crear ninguna plataforma económica ni ningún aparato productivo. “Y en este año 2015 también tenemos que afrontar otro fenómeno evidente que se está sintiendo como El Niño, un verano importante pero necesario, porque la mayoría de las plantaciones en el país estaban llenas de hongos y de ácaros, y la lucha contra estos micro organismos debería hacerse  con fungicidas y pesticidas importados y costosos. Pero ahora el sol está haciendo el trabajo por nosotros y, seguramente, si este verano se prolonga un mes más al menos, vamos a liberar a Colombia de esa peste de invasión de hongos y de ácaros que estaban afectando las plantaciones de las diferentes partes humadas de Colombia”

“Por un lado el gobierno nacional habla de la necesidad de competir en el mercado internacional, y por el otro la banca oficial – el Banco Agrario – lo que hace es medir centavo por centavo, y ojala no haya un crédito que sea mayor de 20 millones”.

Desde luego el que no esté preparado para irrigar va a tener problemas en sus cosechas, pero eso ya estaba advertido –continuo diciendo nuestro entrevistado. Y estaba advertido por el gobierno pero la banca no supo responder, los créditos que se solicitaron no se estudiaron ni se aprobaron, y entonces muchos de los proyectos que deberían haberse construido con estos créditos no se pudieron montar porque la miopía de la banca vio como despreciable el realizar obras de infraestructura, a sabiendas, por advertencia del mismo IDEAN y del mismo Ministerio de Agricultura, el Ministerio de Desarrollo, el Ministerio del Medio Ambiente,  que era necesario crear medios nuevos para poder brindar la seguridad alimentaria al país.  

Y el dirigente gremial insiste: “Parte de todo esto que nos va a pasar es culpa de una banca ineficiente que no fue capaz ni de escuchar al gobierno ni de escuchar a la naturaleza, ni a los agricultores, ni a nadie…  Ellos están encerrados en sus cálculos, pensando en sus ganancias, pero no en lo que les debe corresponder como parte de los actores de un país que necesita crecer, autoabastecerse y poder exportar.

Y el dirigente gremial insiste: “Parte de todo esto que nos va a pasar es culpa de una banca ineficiente que no fue capaz ni de escuchar al gobierno ni de escuchar a la naturaleza, ni a los agricultores, ni a nadie…”