Noticias

HORARIOS DE ‘RUMBA ZANAHORIA’ SE MANTIENE POR AHORA EN BUCARAMANGA

Luego de escuchar el pasado miércoles a los argumentos de los comerciantes y ayer las afectaciones por parte de la comunidad del sector, el Gobierno de los Ciudadanos evaluará las propuestas de las dos partes para decidir si se modifica o no la medida de limitar el funcionamiento de establecimientos hasta las 2:00 de la mañana. La próxima semana se tomará una decisión al respecto.

Publicidad

En una reunión sostenida ayer entre la Administración Municipal, comunidad residentes de barrios como Cabecera, La Universidad y Sotomayor, entre otros, la Policía Metropolitana de Bucaramanga y el Alcalde de la ciudad, Ing. Rodolfo Hernández Suárez, el mandatario hizo un fuerte llamado a su administración para que se tomen las riendas de sancionar a los establecimientos que no cumplen la norma.

Esto, según recalcó el Alcalde, para evitar que se sigan prolongando las quejas de la comunidad respecto a los altos niveles de ruido que se generan, venta de licor y desorden público, así como la ‘tramitomanía’ a la que se ven enfrentados éstos cuando quieren poner una queja ante las autoridades.

Es por eso que tras reuniones con las dos partes (comerciantes y comunidad), y tras manifestar cada una sus intereses y afectaciones, se determinó que la administración municipal actuará junto con la Policía Nacional, para sancionar a aquellos establecimientos que infrinjan tanto la reglamentación municipal como las normas que impone el nuevo Código de Policía respecto al funcionamiento de estos sitios.

Los controle se reforzaran especialmente en lo que tiene que ver con la venta de licor, licencia de funcionamiento y expendio de sustancias psicoactivas, así como el consumo de estas por parte de los ciudadanos, sin que se tenga que llegar hasta instancias judiciales como la instauración de tutelas.

“Hemos venido denunciando todas estas irregularidades porque estamos perdiendo nuestra calma, nuestra salud y nuestro espacio público. Los fines de semana nos ha afectado muchísimo porque convirtieron nuestro sector en consumo de droga y licor, y estamos confiados de que esta administración nos cumpla porque además el alcalde es nuestro vecino”, indicó Saúl Carreño residente de Cabecera.

Por su parte, la secretaria del Interior, María Adela Pulido, ratificó la medida implementada por la Administración Municipal en cuanto a los nuevos horarios permitidos para el funcionamiento de establecimientos nocturnos. “Los habitantes están preocupados por la desvalorización de sus viviendas, han querido venderlas. Nos hemos comprometido con la ciudadanía porque vamos a visitar local por local y vamos a ver si cumplen la norma para cumplirle a la ciudadanía”, manifestó.

La funcionaria añadió que incluso residentes de otras comunidades solicitan que el horario se reduzca hasta la 1:00 de la mañana. “La comunidad se siente impotente, y tenemos que articularnos para trabajar. Los comerciantes se comprometieron para trabajar en un proyecto que fortalezca la convivencia ciudadana”, indicó.