Noticias

INICIÓ LA IMPLEMENTACIÓN DEL SISTEMA TELECITAS MÉDICAS PARA LAS PERSONAS AFILIADAS AL RÉGIMEN SUBSIDIADO EN SANTANDER

Publicidad

unnamedConseguir que el Coronel (r) Hugo Eliodoro Aguilar viniera hasta mi destartalada covacha a conversar conmigo siquiera un par de minuto parecía casi imposible. Con una agenda sin un solo espacio por lo apretado de la campaña política acompañando en sus recorridos Carlos Fernando Sánchez por todo el departamento de Santander, las posibilidad de esta dialogo eran casi que imposible. Pero de pronto apareció en la puerta de mi descompuesta vivienda, advirtiéndome de entra que disponía de solo 5 minutos exactos. Así que sin ningún tipo de preámbulo comenzamos el corto dialogo:

Don Clímaco: Coronel, cuénteme, ¿cómo siente que le ha ido en el desarrollo de esta campaña política?

Coronel Hugo Aguilar: Bien, Don Clímaco. Hemos estado trabajando, socializando el proyecto con Carlos Fernando. Se ha avanzado mucho en ganarnos el cariño de los santandereanos, porque es una propuesta seria para nuestro departamento.

Don Clímaco: ¿Cómo encontró la región en el orden económico y social?  

Coronel Hugo Aguilar: Económicamente el departamento va bien. Socialmente falta mucho por hacer. Tenemos que trabajar en el programa de las vías por el campo, lo de la salud que es álgido, la seguridad, y enfrentar el tema de la drogadicción que se ha multiplicado de una forma impresionante. Realmente impresionante. Los jóvenes, casi niños involucrados en la drogadicción, y eso hay que combatirlo.

Don Clímaco: ¿Cuáles cree que son los programas fundamentales que debe desarrollar Carlos Fernando Sánchez si llega a ganar esta elección por la gobernación de Santander?  

 Coronel Hugo Aguilar: Hay ejes muy importantes para la gobernabilidad, Don Clímaco. Lo de la malla vial, salud, vivienda, todo lo que tiene que ver con la agroindustria, los proyectos productivos, la generación del empleo. Y desde luego los programas sociales que involucra a la tercera edad, las madres comunitarias, las madres cabeza de familia, los desplazados y el tema para la juventud y la niñez.

Don Clímaco: Aunque sin olvidar, Coronel, que tenemos serios problemas en seguridad en el departamento. ¿Qué hacer?  

Coronel Hugo Aguilar: Hay que trabajar muy duro con la policía y el ejército, creando nuevas estrategias en programas y planes de seguridad para poder arrebatarles el espacio que están cogiendo los grupos al margen de la ley. No hay tanto, es cierto, pero ya hay amenazas. Insistiendo esencialmente lo que tiene que ver con la seguridad ciudadana.

Don Clímaco: ¿A Barrancabermeja como la encontró?

Coronel Hugo Aguilar: Bien en el sentido de la buena expectativa, pero mal en la parte del desempleo, de la inseguridad, y sobre todo en la drogadicción.

Don Clímaco: Y con un trajín tan fuerte como es una campaña política, ¿cómo ha respondido usted con el tema de su salud?

Coronel Hugo Aguilar: Pues es que yo no estoy tan viejo ni tan achacado como usted Don Clímaco. (Risas) Me encuentro fuerte, ¡como todo un roble!.

Y con una amplia sonrisa en sus labios, mirando el reloj que ya decía que me había excedido en unos segundos de los cinco minutos de los que yo disponía, se fue a seguir haciendo política por todo el departamento de Santander.