Noticias

IRREGULARIDADES EN CONTRATACIÓN DE LA PASADA ADMINISTRACIÓN FUERON DENUNCIADAS POR EL GOBIERNO DEL ING. RODOLFO HERNÁNDEZ

Publicidad

La denuncia es por un contrato de silla de ruedas, colchonetas, bastones, entregados en la Secretaría de Desarrollo con sobre costos al parecer del 300%

Serias irregularidades en el contrato de compra de sillas de ruedas, bastones y colchonetas, para el servicio de personas en discapacidad además de entregas con mayor número de elementos, fueron denunciados por la actual administración del Alcalde de Bucaramanga, Ing. Rodolfo Hernández Suárez.  El hecho fue anunciado en rueda de prensa por  el secretario de Desarrollo del municipio, Jorge Figueroa Clausen y el Profesional Universitario de la Alcaldía, Manolo Azuero, quienes presentaron ante los medios de comunicación  al abogado, Rodrigo Parada, profesional encargado de elevar la denuncia ante la Fiscalía General de la Nación.

 El abogado Rodrigo Parada, señaló que tiene todos los soportes que prueban la existencia de las irregularidades cometidas en la anterior administración en la compra de estos elementos. “Nosotros hicimos unas solicitudes de cotización a distintas entidades quizás las más reconocidas de la región… por ejemplo encontramos que en algunos casos se estaban cancelando Un millón cien mil pesos, cuando el costo del elemento era de $300 o $ 350 mil”, denunció el abogado Parada.

Según el cálculo hecho en la denuncia, los sobrecostos en la compra de estos artículos de carácter social, alcanzan la cifra de $ 300 millones.  En la denuncia que presentará a la Fiscalía, se detallan sobrecostos en la compra de sillas de ruedas y bastones que según el abogado Parada, los organismos de control se encargarán de corroborar la evidencia.  Como ejemplo de la irregularidad, reseña la compra de 39 sillas sanitarias cuyo valor real cotizado tenían un costo de $196 mil pesos cada silla  y la alcaldía pagó $ 457 mil. “Terminó generando una diferencia de $ 10 millones 179 mil pesos”, señaló.  También, la compra de bastones canadienses que la anterior administración compró por unidad a  $ 116.300; con dos compañías que cotizaron, el valor real fue de $ 44.700 y $ 48.700 respectivamente.

 En el tema de entregas de los elementos, y que según el abogado fue comprobado de manera objetiva, encontraron que en sillas de ruedas estándar se facturaron 200 sillas de ruedas, y aparecen como entregadas 143. ¿Qué pasó con las otras? Preguntó el profesional. Denunció que en bastones de aluminio para invidentes aparecen facturados 30 elementos y no hay evidencia de que se hubieran entregado, destacó el jurista.  “Esto es lo objetivo, lo justificable, lo verificable; por eso las denuncias las estamos poniendo de presente a la Fiscalía General de la Nación, más un acápite adicional, donde le ponemos presente que se desconoce sobre la presencia de documentos adicionales y serán ellos los que tengan que investigar”, sentenció el abogado que representa a la alcaldía en la denuncia.