Noticias

LA FCV MEJORA LA CALIDAD DE VIDA DE LOS PACIENTES CON DIABETES A TRAVÉS DEL TRASPLANTE COMBINADO PÁNCREAS – RIÑÓN

 Desde el año 2011, la FCV viene realizando trasplante combinado de páncreas-riñón, procedimiento indicado principalmente para pacientes diabéticos tipo 1 con falla renal terminal.

 De acuerdo con la Asociación Colombiana de Diabetes, cuatro millones de personas sufren de diabetes en el país.

 Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la diabetes puede provocar complicaciones como ataques cardíacos, accidentes cerebrovasculares, insuficiencia renal, amputación de piernas, pérdida de visión y daños neurológicos.

Bucaramanga, septiembre de 2019. La Fundación Cardiovascular de Colombia (FCV) es uno de los únicos cinco centros hospitalarios del país que realiza trasplante combinado de páncreas y riñón, como alternativa para mejorar la calidad de vida de los pacientes.

Publicidad

Este procedimiento se desarrolla regularmente en personas con falla renal terminal y diabetes tipo 1, condición que se presenta cuando el páncreas no produce insulina, hormona que regula la absorción de azúcar (glucosa) en la sangre para dar energía al cuerpo. Si este proceso no se da de forma óptima, los niveles de azúcar se elevan y generan complicaciones en la salud.

“Para que un paciente diabético pueda llevar una vida sin mayores complicaciones debe administrarse diariamente insulina. En la mayoría de los casos lo que se hace es aplicarla de forma exógena, ya sea inyectada o por bombas de insulina. Cuando se hace el trasplante es el mismo cuerpo el que genera la hormona. Esto no se trata solo de tener vida, sino de tener calidad de vida” asegura el doctor Cristian Eduardo Tarazona León, coordinador quirúrgico del programa de trasplante de páncreas del Hospital Internacional de Colombia (HIC).

Mayerly Chaparro, quien en 2018 pasó por el quirófano de la FCV, sostiene que tras el trasplante su vida ha dado un gran vuelco. “Yo debía inyectarme insulina antes de cada comida. No podía salir tranquila a comer o viajar, y ahora todo es diferente”. Otro beneficio importante del procedimiento es la recuperación de ciertas funciones del cuerpo. En los pacientes con falla renal terminal, los riñones ya no operan de forma normal para satisfacer las necesidades del cuerpo y se hacen necesarios procesos como la diálisis.

Los riñones son órganos claves porque filtran los desechos y el exceso de líquidos de la sangre, que posteriormente son excretados en la orina. Cuando no se hace adecuadamente, se recurre a la diálisis, tratamiento con el que se elimina de forma artificial las sustancias tóxicas de la sangre. “Con la situación normalizada y el cuerpo controlando los niveles de glucosa, el riñón es protegido y así desarrolla todas la funciones de manera normal”, explica el doctor Tarazona.

Para el trasplante combinado de páncreas-riñón, los pacientes deben cumplir con una serie de condiciones como estar entre los 18 y 45 años, tener una buena función cardíaca y estar libres de enfermedades tumorales e infecciosas. Tras el proceso, la persona debe someterse a un tratamiento inmunosupresor, que implica tomar tabletas orales por un tiempo indefinido, para que los órganos cumplan con sus funciones.

“Si se sigue estrictamente el tratamiento, los órganos trasplantados pueden funcionar entre 10 y 20 años. Los pacientes pueden establecer sus familias y estar socialmente activos. Esto es una gran ventaja si se tiene en cuenta que la esperanza de vida de un paciente en diálisis es muy baja”, sostiene el doctor Tarazona.

Con la posibilidad de vivir muchos años más, Mayerly Chaparro, licenciada de 36 años, tiene entre sus planes estudiar una especialización en Primera Infancia. El Trasplante en Colombia Mientras en Estados Unidos se realizan anualmente entre 2.000 y 3.000 trasplantes combinados de páncreas-riñón, en Colombia son entre cinco y 15. Según cifras del Instituto Nacional de Salud (INS), el trasplante combinado de páncreas-riñón solo representó el 1 % del total de trasplantes (1.342) en el país durante 2017.

El doctor Tarazona cree que los procedimientos de este tipo pueden aumentar si se hace una adecuada socialización y educación entre la comunidad general y el gremio médico. “Es necesario que cada vez más personas se enteren que en la Fundación Cardiovascular tenemos esta oportunidad”.

Desde el año 2011, la FCV ofrece esta alternativa a los pacientes. El procedimiento se desarrolla en el Instituto Cardiovascular de Colombia (ICV). Quienes deseen realizarse una valoración para conocer si pueden ser candidatos a un trasplante combinado de páncreas – riñón, se pueden comunicar al 6390000 para agendar una cita. Este examen inicial es gratuito.