LA FCV RECIBE RECONOCIMIENTO COMO CENTRO DE EXCELENCIA EN SOPORTE VITAL ARTIFICIAL

         La Fundación Cardiovascular de Colombia (FCV) es la primera institución médica en Colombia y la segunda en Latinoamérica en recibir el reconocimiento como Centro de Excelencia en soporte vital extracorpóreo.

         Desde 2007, el Programa de ECMO y Corazón Artificial de la FCV ha tratado con ECMO     a más de 520 pacientes, ha realizado 36 intervenciones quirúrgicas correspondientes a corazones artificiales externos, y ha implantado 15 corazones artificiales (HeartMate).

        El sistema de Oxigenación por Membrana Extracorpórea o ECMO, por sus siglas en inglés, es un tratamiento de alta tecnología y complejidad que sustituye la función cardíaca y respiratoria por completo, mientras los órganos se recuperan o se reemplazan.

Bucaramanga, julio de 2018. En la séptima edición del EuroELSO Congress, llevado a cabo este año en Praga (República Checa), la FCV fue reconocida con el ‘Premio a la Excelencia en Soporte Vital – Nivel Oro’, (Award of Excellence in Extracorporeal Life Support – Gold Level), por la Organización para el Soporte Vital Extracorpóreo (ELSO, por sus siglas en inglés).

Esta importante certificación es otorgada a instituciones que tengan un compromiso con la atención excepcional del paciente y que demuestren una garantía de sus altos estándares de calidad, equipos y suministros especializados, protocolos para pacientes definidos y educación avanzada de todos los miembros del programa. Actualmente, la Clínica Las Condes en Chile y la FCV, son los únicos centros de excelencia certificados en América Latina.

Según el doctor Leonardo Salazar Rojas, director del Programa de ECMO y Corazón Artificial de la FCV, “ser un Centro de Excelencia de ECMO es un reconocimiento a nuestras prácticas de calidad y al excelente tratamiento que ofrecemos a los pacientes que requieren este tipo de terapias. El ‘Nivel Oro’ quiere decir que nuestro programa cumple con los estándares de calidad más altos que existen en el mundo y nos pone al nivel de centros como Mayo Clinic en Estados Unidos, el Instituto Karolinska en Suecia, o el Erasmus Medical Center de Países Bajos, que son hospitales de primer nivel mundial y que también tienen una certificación del mismo nivel que nosotros tenemos”.

El equipo del Programa de ECMO y Corazón Artificial de la FCV, que está conformado desde 2004, cuenta con 5 médicos, 2 perfusionistas y 19 enfermeras ecmólogas. Este grupo de profesionales ha sido pionero en el uso de tratamientos de alta complejidad y brinda capacitaciones a distintas instituciones en Colombia y en países latinoamericanos que buscan incursionar en este tipo de técnicas. Cabe destacar que en 2014, la FCV fue la primera institución en Suramérica que implantó un corazón artificial (HeartMate), y en 2015 fue la primera en Latinoamérica en implantarlo a un menor de edad.

¿En qué consiste el sistema ECMO y la asistencia ventricular artificial?

El ECMO es una forma de soporte vital artificial avanzado para el corazón y los pulmones. Este tipo de tratamiento se usa cuando un paciente está muy grave y ningún otro soporte es adecuado. El sistema “funciona por medio de una bomba que hace circular la sangre paciente a través de un circuito de tubos que vuelve y pone la sangre del paciente y reemplaza la función del corazón. Dentro del sistema hay especie de ‘oxigenador’ que es un aparato que funciona como un pulmón artificial y oxigena la sangre”, explica el doctor Salazar Rojas.

Esta técnica se utiliza para ayudar a pacientes de todas las edades con enfermedades potencialmente mortales que afectan el funcionamiento del corazón y/o del pulmón. También se usa a menudo en pacientes que esperan un trasplante de estos órganos. Sin embargo, el ECMO está diseñado para que trabaje durante varias semanas mientras el paciente permanece hospitalizado; por esto también se usa el procedimiento de asistencia ventricular o corazón artificial externo, en el que un dispositivo se adapta fuera del cuerpo y se conecta al corazón por cirugía, a través de ‘mangueras’. Con este método se puede extender el tiempo de espera de semanas a meses, con menor riesgo.

Otros dispositivos como el de asistencia ventricular izquierda o corazón artificial (HeartMate), han permitido salvaguardar la vida de personas como Lina Uribe, una paciente de 31 años que fue diagnosticada con falla cardíaca hace seis años y que recibió su Heartmate en abril de 2018.

“Cuando yo salí de mi casa salí muy mal. Estaba demasiado hinchada, retenía mucho líquido, pesaba 107 kilos, pero de agua, y hoy en día peso 67 kilos. He cambiado mucho, era oxígeno-dependiente 24 horas, dormía sentada, no caminaba y quedé en silla de ruedas. Hoy ya puedo subir escaleras, ya puedo caminar y ya puedo dormir acostada. La primera vez que dormí así lloré porque pude dormir bien… desde ese día volví a nacer”, cuenta la paciente.

Desde sus inicios, la FCV ha trabajado con criterios de excelencia, innovación y sentido social, demostrando el compromiso de la institución para  mejorar la calidad de vida de colombianos y extranjeros y convertirse en referente internacional en salud, destacando la calidad y el profesionalismo de todo su equipo médico y asistencial.