LA GOBERNACIÓN RECUPERA VÍAS AFECTADAS POR LA OLA INVERNAL

Con el envío de maquinaria y otros recursos, la Gobernación de Santander trabaja en la recuperación de las vías del departamento afectadas por la fuerte ola invernal de los últimos días, para garantizar la movilidad por todo el territorio santandereano.

De esta manera, personal y maquinaria de la Administración Departamental trabajaron este martes en la recuperación de la conectividad vial con Matanza y la provincia de Soto Norte, para lo cual ya habilitó la vía alterna que va del cementerio de Matanza al sector El Tanque de Bucaramanga, y este miércoles se tiene habilitar el paso en el sector de La Playa, donde hubo pérdida de la banca de la vía Bucaramanga-Matanza.

Así lo informó el director de Gestión del Riesgo de Desastres de Santander, Ramón Ramírez Uribe, quien agregó que también se interviene la vía Enciso-Carcasí con una retro-excavadora de oruga, para recuperar la conectividad en esta zona azota por las fuertes lluvias.

El funcionario manifestó que la Gobernación de Santander está atenta a apoyar a los municipios que están siendo afectados por la segunda temporada de lluvias de este año, como es el caso de San Joaquín, donde una creciente súbita destruyó un puente que comunica al casco urbano con once veredas.

“En San Joaquín haremos un diagnóstico de la situación del puente, para emprender su rehabilitación en los próximos días y permitir el paso hacia las 11 veredas que tienen problemas de comunicación con el casco urbano”, expresó Ramón Ramírez Uribe.

Apoyo a comunidades afectadas

Otras situaciones en las que la Administración Departamental ha centrado su atención son el municipio de San Miguel, donde un árbol cayó sobre una vivienda y afectó su estructura, y en Girón, donde colapsaron cinco viviendas de un asentamiento humano, pero sin víctimas fatales.

Además, en Suratá, la vía que comunica con el centro poblado Cachirí tuvo pérdida total, situación que afecta alrededor de 2.500 habitantes de este sector. En este mismo municipio, en la vereda El Porvenir también colapsó una vivienda.

De igual manera, la Gobernación de Santander, a través de la Dirección de Gestión del Riesgo, hace seguimiento continuo a la situación de Sabana de Torres, donde el desbordamiento del río Lebrija afecta a cerca de 200 familias y sus cultivos, para emprender las acciones dirigidas a apoyar a esta comunidad.

De otra parte, el director de Gestión de Gestión del Riesgo en Santander, Ramón Ramírez Uribe, manifestó que la Unidad Nacional para Gestión del Riesgo informó que las ayudas humanitarias destinadas a los afectados del asentamiento Altos de Bellavista del sector San Silvestre, de Barrancabermeja, serán enviadas desde Bogotá, para que llegue como complemento a la atención primaria a estas familias que ya está aportando la Alcaldía de Barrancabermeja y el Departamento.

El funcionario dijo finalmente, que por el momento no se tienen sectores del departamento totalmente incomunicados, aunque si hay algunos con restricciones del tráfico vehicular, y añadió que, “gracias al trabajo y a la intervención de maquinaria y del equipo de trabajo del Sistema Nacional de Gestión del Riesgo, de la Gobernación de Santander y de cada uno de los municipios afectados por la ola invernal, se están superando las emergencias que se han presentado”.