Noticias

LA PAZ EN RIACHUELO (SANTANDER) ES UN COMPROMISO DE TODOS EN SU RUTA DE REPARACIÓN COLECTIVA

4b99e7e28bbbf43188b4552bbb871c4b
Imagen de la reunión en el corregimiento de Riachuelo, jurisdicción del municipio de Charalá.
Publicidad

En la jornada participaron 19 líderes con los que se socializaron los avances del proceso de reparación colectiva y se identificaron los cinco nuevos integrantes del comité de impulso y grupo de tejedores y tejedoras.

Bucaramanga, 27 de abril de 2015. Ayer en el corregimiento de Riachuelo, jurisdicción del municipio de Charalá (Santander) se respira un mejor ambiente. El deseo por superar las secuelas del conflicto armado se reflejan en los testimonios del grupo de tejedores y tejedoras, integrantes del comité de impulso y presidentes de juntas de acción comunal de una de las poblaciones más bellas del Santander. Lo anterior quedó evidenciado en la jornada de socialización que desarrolló este sábado la Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas.

 “Estamos contentos porque el grupo de comité de impulso y tejedores se incrementó este año y la gente está más comprometida y vamos para adelante”, fueron algunas de las manifestaciones de los tejedores al director Territorial Santander de la Unidad para las Víctimas, Luis Alfonso Aparicio Reyes y demás funcionarios entre quienes también se encontraba la Defensoría del Pueblo. En la jornada participaron 19 líderes con los que se socializaron los avances del proceso de reparación colectiva y se identificaron los cinco nuevos integrantes del comité de impulso y grupo de tejedores y tejedoras quienes reconocieron que la reparación colectiva es un proceso muy importante, en tanto se trata de una apuesta por la reparación integral de los daños colectivos generados por el conflicto armado dentro de los cuales se ha identificado una profunda fractura en el tejido social.

Uno de los logros más destacados del encuentro fue la concertación de las fases a seguir dentro de la ruta de reparación colectiva para la construcción y validación del diagnóstico del daño al colectivo. De igual forma, durante la jornada Aparicio Reyes aclaró las dudas y dio respuesta sobre la forma como se viene ejecutando la construcción de unas placas huellas con materiales aportados por la Unidad equivalentes a $100 millones que en pocos días serán terminados, un logro importante para la comunicación entre el corregimiento y el casco urbano de Charalá. Finalmente se reafirmaron compromisos para gestionar con la Gobernación de Santander, la contratación de un gestor cultural que lidere la formación musical de niños, niñas y adolescentes y se dé uso a los instrumentos musicales entregados por la Unidad para las Víctimas en diciembre pasado por una suma de $48 millones.