Noticias

“LAS FUTURAS EDUCADORAS NECESITAN SER CREADORAS DE LITERATURA”

El programa de Licenciatura en Educación Infantil de la UNAB, realizó la cuarta versión del Concurso del Relato, espacio que tiene el objetivo contribuir al desarrollo de competencias comunicativas de lectura, escritura y oralidad, en los estudiantes del programa.

Este concurso surgió en 2016 por iniciativa de la docente del programa Adriana Ávila, como parte de la reflexión realizada sobre los resultados de las pruebas saber Pro de ese año. En su más reciente versión, el concurso se integró al proyecto estratégico Me comunico, liderado por Nelly Milady López Rodríguez, también docente del programa, en el cual está vinculado el semillero de investigación Seres Dialogantes.

Fueron 11 cuentos infantiles en los que las estudiantes hablaron sobre un problema social de inclusión.

Sobre los cuentos que fueron presentados, Beatriz Vanegas Athías, poeta, escritora colombiana y una de las integrantes del jurado expresó, “fueron 11 textos que hablan sobre un problema social de inclusión y fueron muy bien manejados, en su mayoría, digamos que el 80 % manejó muy bien situaciones difíciles como el abuso familiar, las enfermedades que hacen diferentes a otros, la exclusión desde el mismo aula de clases. Pienso que más allá de los moralismos, que a veces están dentro de los escritos, ellos están manejando un lenguaje literario”.

Al final el jurado eligió tres ganadoras: el primer puesto lo obtuvo Andrea Juliana Rodríguez con su cuento titulado Cuídame a Pepo. Aldea Animal, la historia de Silvia Fernanda Manrique Becerra quedó en segundo lugar y en el tercer lugar, Paula Andrea Suárez Hernández con Cielo Valiente.

“Las futuras educadoras necesitan también ser creadoras, no sólo investigadoras sino también creadoras de literatura. Cuando ellas se dedican a escribir, yo creo que hay una mayor conciencia de cómo educar a los niños que están a su cargo. Y también se vuelven un poco mejor lectoras y cada vez que sean mejores lectoras, podrán escoger los mejores textos para compartirlos con sus chicos”, señaló Vanegas Athías. Estos espacios se convierten en la oportunidad para promover la creatividad en las estudiantes del programa de Licenciatura en Educación Infantil.