Noticias

LOS FOGONES DE MIS NONOS RESCATARON LA GASTRONOMÍA TÍPICA SANTANDEREANA

unnamed-4Las 16 recetas ancestrales y típicas santandereanas que lograron llegar a la final de Los Fogones de Mis Nonos ahora hacen parte del libro de oro, una compilación de saberes y tradiciones culinarias de Santander que próximamente será publicada y entregada por la administración de Didier Tavera Amado a escuelas de cocina y restaurantes de todo el departamento con el fin de recuperar el patrimonio culinario de la región.

“Hoy nos encontramos con 16 participantes de cada provincia, son la Comunera, la Guanentina, la Veleña, la de García Rovira, la de Yariguíes, y nuestra Área Metropolitana… Lo más importantes es quedar en los anales de la historia, ese gran libro de oro que se entregara con 16 historias, con sus recetas, a todas las facultades de gastronomía y obviamente los rectores de las distintas universidades”, dijo el Gobernador.

En la gran final, celebrada en la plazoleta principal del Parque Nacional del Chicamocha, la decisión de tener sólo tres finalistas no fue suficiente para exaltar la cocina santandereana y por ese motivo se premiaron a cuatro concursantes; sin embargo todos los participantes que llegaron hasta la etapa de cierre son ganadores porque rescatan y resaltan con orgullo las delicias del departamento.

“Aquí, más que hacer una competencia por saber cuál es el mejor plato de Santander, lo que quisimos es revindicar nuestra gastronomía ancestral. Cada vez más el turismo a nivel mundial se va depurando y ¿por qué quieren pagar los turistas?, por lo auténtico, por lo original, por esas expresiones, por esas explosiones de sabor, de aventura. Usted ya lo que quiere pagar es por una experiencia y en el mundo entero se ha venido posicionando la gastronomía como experiencias y por eso quisimos nosotros aquí recuperar esa gastronomía ancestral con ese gran programa de Los Fogones de Mis Nonos, y que bueno tener aquí hoy la participación de todas las provincias. Aquí tenemos que recalcar el trabajo que hizo cada uno de los alcaldes, con las gestoras y gestores sociales de sus municipios que permitieron tener dos finalistas”, afirmó el mandatario.

Lo que cocinaron los nonos

Al reto gastronómico llegaron platos emblemáticos de cada municipio de Santander que demuestran la gran variedad de sabores y técnicas culinarias de los nonos santandereanos. Angú de Carcasí; Ajiaco santandereano de Molagavita; Perico de carne oreada con chicharrón de Ocamonte; Suque y bum de Páramo; Pisco con sopa de novios de Confines; Sancocho con chorotas, gallina y peines de Palmas de Socorro; Masaticos de Güepsa; Colaciones de El Peñón; Pastelitos de mico de alverja de California; tamal de Rionegro; Cañanga de Zapatoca; Cazuela de gallina de San Vicente de Chucurí; Arroz de pescado de Barrancabermeja; Sancocho trifásico de Cimitarra; Arepa de chachafruto de Bucaramanga; y Fritanga de Girón, llenaron de sabor los paladares del jurado y de más de un curioso.

 Un jurado de primera categoría

Los encargados de seleccionar los platos más representativos de Santander fueron reconocidos chef y empresarios del sector como el ganador de Master Chef Colombia, Leonardo Morán; el gerente de servicios a bordo de Latam Colombia, Juan Pablo Navarro; el gerente de Acodres, Rafael Mendoza; y el ganador en Santander del premio La Barra, Carlos Ibáñez.

Panachi cumplió 10 años

La final de Los Fogones de Mis Nonos coincidió con el aniversario del Parque Nacional del Chicamocha, por eso el Gobernador de Santander exaltó la extraordinaria labor y trayectoria de la corporación Panachi, así como la proyección y visión de los gestores de lo que hace una década tan sólo fue un sueño y hoy es el mayor atractivo turístico de Santander.

Agregó que para continuar con este legado trabaja de la mano con el Ministerio de Cultura y la Universidad Autónoma de Bucaramanga para lograr, antes de 2018, que el Cañón del Chicamocha esté inscrito como patrimonio de la humanidad ante la Unesco.