Noticias

LOS RECURSOS QUE ASEGURAMOS PARA EL RÍO MAGDALENA GARANTIZAN EL TRANSPORTE DE CARGA Y LO POTENCIAA COMO NUEVO ATRACTIVO TURÍSTICO”

Publicidad


mauricio aguilar ascEl congresista Mauricio Aguilar, ponente de la Ley 1557 de 2012, celebra el anuncio del Gobierno Nacional en la entrega de recursos para la recuperación de la arteria vial.

Bogotá, 6 mayo de 2014 “El río Magdalena será la principal arteria de comunicación del país con los 2,5 billones de pesos asignados para recuperar su navegabilidad y las competencias que aprobamos para el mantenimiento del canal de acceso al puerto de Barranquilla”, afirmó el senador, Mauricio Aguilar. Recordó que como integrante de la Comisión VI del Senado fue ponente de la Ley 1557 de 2012 que dejó a cargo del Invías y de Cormagdalena las competencias para efectuar obras de encauzamiento y mantenimiento en los últimos 30 kilómetros del río Magdalena.

“Las obras permitirán ampliar el canal de acceso al puerto de Barranquilla, donde hoy vemos un gran dinamismo, un potencial para que muchos empresarios puedan usar esta ruta para evacuar mercancía que viene del interior usando esta riqueza natural”.

Éxito en la búsqueda de recursos

El congresista Aguilar apoyó la asignación de 2,5 billones de pesos en el Presupuesto General de la Nación para el encauzamiento, dragado y navegación del río Magdalena, impacto que reducirá los costos de transporte de cualquier mercancía hasta en un 50%. “Se va a generar un gran dinamismo para cerca de 120 municipios ribereños que sin duda necesitan también del apoyo del Gobierno Nacional”.

El presidente Juan Manuel Santos anunció que este miércoles se abrirá la licitación para que estas obras tengan un dragado de 652 kilómetros, entre Barrancabermeja y Barranquilla, con una profundidad mínima de 7 pies para una adecuada navegación. Su adjudicación será en julio próximo para que en los siguientes nueve meses se ejecute la primera fase.  El Conpes asegura que con el encauzamiento del río Magdalena habrá beneficios cercanos a los $100 mil millones por año por concepto de ahorros sobre el valor de los fletes, descuentos que tendrán un efecto directo sobre la competitividad de los productos transportados por esta arteria fluvial, generando beneficios adicionales en empleo y productividad para el sector industrial y agrícola.