Noticias

María del Pilar Téllez Soler: EN CARGOS DIRECTIVOS PARA LAS MUJERES SE PRESENTA EL TEMA DEL ACOSO LABORAL BASADO EN EL ACOSO SEXUAL.

Publicidad

08bucar01b041_big_ceAsesora de Desarrollo Metropolitano Sustentable del AMB y organizadora del Mes Internacional Metrópolis, “Más Oportunidades, Más Desarrollo Para Las Mujeres” que se desarrolla en la ciudad de Bucaramanga, María del Pilar Téllez Soler explicó, en entrevista exclusiva para este medio de comunicación, que “el evento buscó gestionar el conocimiento en temas de género, de programas y políticas que se desarrollan en Latinoamérica. Y que el evento congregó a funcionarios de gobiernos de 13 ciudades capitales de Áreas Metropolitanas de Latinoamérica que pertenecen a 10 países.

EL CRISOL: Viendo usted los resultados de este evento, ¿cuál cree que sigue siendo la posición de la mujer en América Latina en cuanto el rescate de sus verdaderos derechos?

MIRÍA DEL PILAR TÉLLEZ SOLER: En el último informe de Brechas que hace el Foro Mundial Económico, Colombia está en el puesto 35 y el país que tiene cerrado en mayor proporción la brechas de oportunidades entre hombres y mujeres es Nicaragua, que se encuentra en el puesto número 10 entre 193 países que congregan el 93% de la población mundial.

Pero Colombia está en una buena posición, reconociendo que Latinoamérica ha venido cerrando muchas brechas en educación y salud, pero tenemos que trabajar mucho más en el tema de autonomía económica y de participación política, que son las que más bajo nivel de porcentaje se encuentran. La de autonomía económica se ha cerrado hasta el 60%, y la de participación en política hasta el 22 %.

“El país que tiene cerrado en mayor proporción la brechas de oportunidades entre hombres y mujeres es Nicaragua”

EL CRISOL: ¿Por qué cree que en política no han avanzado tanto, en Colombia, como fuera de desear?  

MIRÍA DEL PILAR TÉLLEZ SOLER: Porque a pesar que existan leyes en ese sentido tenemos que hacer igualmente trasformación cultural. Y trasformación cultural en la dirección de entender que las mujeres además de ser buenas administradoras de los recursos, además de saber manejar bien el hogar, además de ser buenas organizadoras, también tienen capacidades para liderar y para proponer. Y entonces tenemos que cambiar esa cultura pero también que elevar las competencias de las mujeres en su participación política.

“Entonces tenemos que cambiar esa cultura pero también que elevar las competencias de las mujeres en su participación política”.  

EL CRISOL: Un tema un tanto vedado aun por ustedes mismas, es el hecho de que existe cierta presión sexual no solo en los niveles inferiores sino cuando se llega a ciertos cargos importantes, ejecutivos, por parte de los empleadores, sean ellos oficiales o particulares… ¿Ustedes cómo han asimilado eso?

MIRÍA DEL PILAR TÉLLEZ SOLER: Efectivamente hay una brecha en el tema de poder participar en cargos directivos de parte de las mujeres, porque se presenta en una muy buena proporción, el tema del acoso laboral basado en el acoso sexual. Y eso no deja avanzar a las mujeres en cargos de dirección. Igual, volvemos al mismo tema, es una materia cultural en la que debemos trabajar, no solo las mujeres porque es un tema también de los hombres, ya que la materia género es una materia tanto para hombres como para mujeres.

EL CRISOL: ¿Pero por qué ese hecho al nivel ejecutivo en las mujeres no se denuncia tanto? ¿Hay ahí pudor, miedo o qué?

 MIRÍA DEL PILAR TÉLLEZ SOLER: Presentaba yo en el observatorio de género una cifra en el que el 66% de las mujeres que son acosadas sexualmente no denuncian. Y esa es la forma de actuar de las mujeres. Luego también hay por trabajar el que a las mujeres culturalmente nos enseñaron a estar sometida a esto, a ese acoso, y nos parece que hace parte de su diario vivir. Y creemos que no debemos denunciar.

Luego tenemos que trabajar para que exista ese cambio cultural, pero también ese acceso a la justicia, porque lo que también es cierto es que a veces cuando va a denunciar un acoso sexual, muchas veces no es tenida en cuenta ni se le pone atención a su denuncia.  Pareciera este reclamo mínimo frente a otra clase de delitos.

“A las mujeres culturalmente nos enseñaron a estar sometida a esto, a ese acoso sexual, y nos parece que hace parte de su diario vivir”.