Noticias

MÁS DE 14 MIL ÁRBOLES HAN SIDO SEMBRADOS EN EL MARCO DEL PLAN FORESTAL METROPOLITANO

El proyecto es liderado por el Área Metropolitana de Bucaramanga (AMB).

Entre 2018 y lo corrido de este año, 14 mil árboles han sido plantados en Bucaramanga y su área metropolitana, de los cuales el 8.000 corresponden a la capital santandereana. Guayacán amarillo y rosado, Patevaca y Gualanday son las especies que ahora crecen en diferentes sectores, como:

Norte de Bucaramanga.

Parque del barrio Fontana.

Colegio Nuestra Señora del Pilar.

Escuela Normal Superior de Bucaramanga.

Barrios Cristal Alto y Cristal Bajo.

Parque de Los Sueños.

Calle 45, desde Campohermoso hasta la zona exterior a la cárcel de mujeres.

Parque Lineal Río de Oro.

Vía Café Madrid – El Palenque.

Vía Bucaramanga-Girón, desde la Puerta del Sol hasta el intercambiador El Palenque.

Transversal Metropolitana.

Sectores aledaños al Centro de Convenciones Neomundo.

Calle 56, desde la carrera 21 hasta la carrera 36.

Avenida Quebradaseca, desde la carrera 27 hasta la carrera novena.

Eje vial de la conexión alterna – San Miguel.

Muy bien por la siembra de árboles, tiene mucha importancia para ayudar a regular la temperatura”, expresó María Ligia Barrera.

Plan Padrino

Recuerde que usted puede apadrinar un árbol, para cuidarlo con mucho amor. ¡Es muy fácil! Elija donde quiere que se siempre su árbol, teniendo en cuenta que sea en un espacio público de un sector urbano, y envíe a los correos electrónicos padrino.forestal@amb.gov.co y info@amb.gov.co los siguientes datos:

Nombre completo.

Número telefónico.

Dirección de ubicación de la siembra.

Fotografía del sitio.

Profesionales del Área Metropolitana de Bucaramanga (AMB) les confirmarán si el sitio es adecuado, y le ayudarán a sembrarlo. Como padrino, su responsabilidad será regarlo y cuidarlo por tres años.

“Los árboles son nuestros pulmones, invito a los bumangueses a hacer parte del Plan Padrino, debemos unirnos por el bien de todos”, expresó Lázaro Jaimes. Con Transparencia y Dignidad, apoyamos el Plan Forestal Metropolitano, porque regar y cuidar un árbol no tiene ningún costo, pero sí un gran valor. ¡Se puede!