Noticias

MÁS DE 25 MIL MILLONES DE PESOS SE ADEUDA A LA RED PÚBLICA HOSPITALARIA POR ATENCIÓN A MIGRANTES

Administración Siempre Santander pidió solución a afectaciones financieras.

Secretaria de Salud, María Eugenia Triana Vargas

En la mesa de trabajo desarrollada este martes con la Superintendencia Nacional de Salud, las entidades promotoras de salud y los gerentes de 42 hospitales del departamento, la administración Siempre Santander a través de la secretaria de Salud, María Eugenia Triana Vargas, pidió soluciones concretas a las afectaciones financieras que presenta la red pública hospitalaria.

La disminución de usuarios de las EPS en los hospitales y las deudas del Ministerio de Salud y Protección Social, por la atención a migrantes en todo el departamento, son los males que aquejan la salud monetaria de los centros asistenciales. “Cada vez que se liquida una EPS en Santander, le quedan deudas a cada uno de los hospitales por prestación de servicios, deudas que son impagables, pasan los años y nunca se cancelan”, explicó la Secretaria de Salud.

“Hoy en Santander se adeudan más de 25 mil millones de pesos por atención a migrantes, solamente el Ministerio nos ha girado 2 mil 800 millones de pesos. Necesitamos que nos paguen la totalidad”, agregó Triana Vargas. El “virus” de la crisis financiera tienen en urgencias a los centros asistenciales, así lo dio a conocer el gerente del Hospital Universitario de Santander (HUS), Julián Niño Carrillo, que por atención a migrantes y la liquidación de las EPS Salud Vida y Emdisalud, a la fecha se le adeudan al hospital más de 64 mil millones de pesos.

“En el caso del HUS la atención a migrantes significan mil millones mensuales; las liquidaciones de las entidades promotoras de salud superan los 50 mil millones pesos; las deudas por atención a migrantes superan los 14 mil millones de pesos”, precisó el Gerente. Sumado a esto, el gerente hospital Regional del Magdalena Medio, Armando Adolfo Segura, señaló que el “dolor de cabeza” del centro asistencial se debe al 56% de la reducción de los usuarios por parte de las EPS que se perdieron al liquidar Saludvida y Emdisalud, pues las entidades a las que fueron transferidos los usuarios contrataron con la red privada.

“Cuando deciden hacer la liquidación de las EPS y la repartición de los usuarios es cuando vienen los problemas, puesto que empiezan a direccionar los usuarios al régimen contributivo por las EPS privadas y dejan a la red pública por fuera. Parece que quisieran acabar la red pública”, expresó el gerente