Noticias

MÁS DE DOS MIL HECTÁREAS DE CACAO SERÁN RECUPERADAS Y RENOVADAS PARA AUMENTAR EXPORTACIONES EN SANTANDER

Luego de desarrollar la mesa técnica con el viceministro de Agricultura y Desarrollo Rural, Juan Gonzalo Botero Botero, el director técnico de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural de Santander, Carlos Millán Valderrama y representantes de los gremios agrícolas, se acordó la destinación de 8.500 millones de pesos para la renovación de campos, siembra de palos de café, recuperación de 2.250 hectáreas de cacao y 100 cosechas nuevas de este producto.

La actividad contó con la participación de importantes entidades y gremios que conforman  el sector: federaciones nacionales de cacao, ganado, tabaco, panela y palma.  “El balance es positivo. Tenemos que decirles a nuestros productores de café y cacao, que, gracias al apoyo de la Gobernación de Santander, tendrán una inversión de 5.000 mil millones de pesos para el sector cafetero y 3.500 millones de pesos para los cultivadores de cacao”, explicó el director técnico de Desarrollo Rural de la Secretaría de Agricultura Departamental, Carlos Millán Valderrama.

Sin duda, el cultivo de cacao es una de las fortalezas de Santander, el departamento es el primer productor de este grano en Colombia. Hoy en día la región produce 60 mil toneladas al año y de esta actividad dependen más de 100 familias. “La gran noticia que nos da la Gobernación mejorará ostensiblemente el nivel de vida de las familias que viven de la producción de cacao en Santander”, destacó el funcionario de la Federación Nacional de Cacaoteros, Nelson Jaimes.

Por su parte, el viceministro de Asuntos Agropecuarios del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, Juan Gonzalo Botero Botero afirmó que “sin lugar a dudas Santander es un pilar fundamental en la recuperación del sector agropecuario del país. Los resultados en el sector palmero, cacaotero, cafetero y cárnico, evidencian que el campo sí está contando con un respaldo sólido”.

Con este fortalecimiento para el sector agrícola, la administración departamental pretende mejorar la calidad de vida de los ciudadanos, generar oportunidades de empleo, impulsar la industria y potencializar la economía de la región.