Noticias

OPERACIÓN “JÚPITER II” PERMITIÓ LA CAPTURA DE SEIS PERSONAS

Publicidad

IMG_0914 (1)Los delitos fueron hurto a usuarios del sector financiero y concierto para delinquir

Bucaramanga. En continuidad al Plan Choque “Vamos Seguros Bucaramanga”, la Policía Nacional en coordinación con la Fiscalía logró desmantelar una organización delincuencial dedicada al hurto de usuarios del sector financiero, capturando a seis hombres solicitados por el Juzgado Noveno penal Municipal con función de control de garantías de Floridablanca, por los delitos de porte ilegal de armas de fuego, concierto para delinquir, hurto calificado y agravado.

Mediante un trabajo investigativo por espacio de cuatro meses, personal de la Policía Judicial de la Policía Metropolitana, logró aportar pruebas contundentes en contra de estas personas, lo cual permitió que el ente judicial emitiera las órdenes de captura en su contra, las cuales se hicieron efectivas en el municipio de Piedecuesta. Los capturados son conocidos con los alias de “Giovanni Ayala”, “Pato”, “Vampiro”,  “Payaso” y “El pana”, quienes están indiciados de haber sido los autores materiales e intelectuales de nueve hechos delictivos relacionados con hurto a personas y entidades comerciales, presentados durante los últimos tres meses del presente año en el área metropolitana de Bucaramanga.

Los capturados fueron dejados a disposición de la Fiscalía, quien los presentó ante un juez de control de garantías, el cual ordenó trasladarlos al centro penitenciario de la ciudad. La Policía Metropolitana de Bucaramanga, durante el presente año ha logrado desmantelar cinco organizaciones delincuenciales dedicadas al hurto a usuarios del sector financiero, donde fueron capturadas 34 personas por este hecho punible; así mismo se invita a la comunidad en general para que denuncie cualquier hecho sospechoso o delictivo a la línea de emergencia 123 o al celular del cuadrante de cada sector; también lo pueden hacer al correo electrónico mebuc.sugerencias@policia.gov.co como un canal directo de comunicación por parte de los ciudadanos con el comandante de la Policía, donde la comunidad puede hacer las denuncias sin algún temor.