Noticias

PADRES DE FAMILIA CON HIJOS QUE SE BENEFICIAN DEL PAE EXPRESARON SATISFACCIÓN CON REFRIGERIOS RECIBIDOS

Siguiendo los controles de bioseguridad, cada padre de familia revisa la cantidad y el registro de vencimiento de los alimentos.

Mediante el control que ejerce la interventoría del Programa de Alimentación Escolar-PAE- así como de la vigilancia que hacen rectores, padres de familia y manipuladores, se está logrando entregar a estudiantes titulares de colegios oficiales de Bucaramanga, refrigerios de buena calidad.

Parte de esos controles permiten que al padre de familia o acudiente que recibe cada paquete se le garantice llevar al hogar productos en buen estado y cumpliendo con las exigencias en cuanto a protocolos de bioseguridad, calidad e inocuidad.

Estas exigencias protocolarias están enmarcadas en los lineamientos que exige el Ministerio de Educación Nacional mediante la circular 3, al momento de la entrega de cada bolsa con el respectivo refrigerio.

En la institución educativa Gabriela Mistral, así como en los restantes 110 colegios oficiales de Bucaramanga en donde se entrega el PAE industrializado, el protocolo es seguido minuciosamente por el personal de manipuladoras de alimentos.

Juliana Quiñonez, manipuladora de alimentos del PAE, es la responsable de la entrega del paquete al padre de familia en el colegio Gabriela Mistral. “Acá llega y debe tener la distancia social de 2 metros, le tomamos la información del registro de los niños, se le hace la verificación de los refrigerios tres leches saborizadas, tres avenas, los nueve panificados y nueve dulces”.

Luego de la verificación del vencimiento del alimento, que se hace en presencia del padre de familia, éste firma una planilla de conformidad y luego de aplicarse alcohol o gel recoge el paquete con los refrigerios y se retira del lugar.

Este protocolo se ha cumplido estrictamente durante las tres jornadas de entrega del PAE en todos los colegios oficiales de Bucaramanga.

Javier Peña Guerrero, quien tiene su hija estudiando 6to grado en la Gabriela Mistral, expresó complacido que estos alimentos “son buenos y excelentes”, luego de retirar la bolsa con los 9 productos.

Al igual que miles de personas que acuden a recibir esta ayuda alimentaria de la Secretaría de Educación de Bucaramanga, Javier vigiló atentamente junto a las manipuladoras del PAE el contenido completo de los productos y el vencimiento de cada alimento. “La señora que entrega verifica y nosotros también verificamos que todo esté bien”, explicó.

En este mismo sentido Yesica Pesca, madre de familia de una estudiante del Colegio Gabriel Mistral recogió el paquete con los productos PAE, luego de haber revisado su contenido, con satisfacción señaló que la ayuda del municipio. “Esto representa un alivio para el bolsillo y siempre me han salido en buenas condiciones”, dijo al momento de marcharse.