Noticias

PARA EL GOBIERNO SOCIAL, LA PELEA ES PELEANDO CONTRA EL DENGUE Y EL CHIKUNGUNYA

secretaria-de-salud-Claudia-Mercedes-Amaya-Ayala
Claudia Mercedes Amaya Ayala, Secretaria de Salud y Ambiente de Bucaramanga
Publicidad

Sus batallas las libra en varios frentes e incluyen a la comunidad

El Gobierno Social de Luis Francisco Bohórquez Pedraza libra una lucha sin cuartel, y en varios frentes, contra el Aedes Aegipty, el vector que produce tanto el dengue, en sus dos manifestaciones: clásico y hemorrágico, como el chikungunya. Y si bien reconoce que las cifras han ido en aumento, se dijo que el pasado martes en el país se reportaron 564 mil casos de chikungunya, de los cuales en Santander, según el último boletín, se registraban cerca de 1 mil 200 casos, 780 de ellos en Bucaramanga.

Claudia Mercedes Amaya Ayala, secretaria de Salud y Ambiente Municipal, dijo que está en nuestras manos poder eliminar “este Aedes Aegipty, que nos ha generado tanto dolor de cabeza, fiebre y dolor articular”. Aclaró que es tal la importancia que el Gobierno Social le ha concedido a este frente de batalla, que el próximo sábado 14 de febrero, cuando se realice el Consejo Comunitario en la Comuna 14 de Bucaramanga, se instalará en ese lugar un punto de información sobre el tema. El objetivo será seguir insistiendo en la importancia de eliminar los criaderos.

Y como la lucha tiene varios frentes de batalla, precisó que también se mantiene la capacitación para los médicos en el manejo de la enfermedad y se enviaron circulares a los administradores de los conjuntos residenciales para recordarles la obligatoriedad “de garantizar que las áreas comunes estén libres de criaderos”. Amaya Ayala aseguró que las autoridades responsables de esta estrategia se han reunido con representantes de las oficinas arrendadoras que tienen casas desocupadas, para pedirles que hagan visitas, tapen los baños y confirmen que no quede agua en las pilas.

La última acción a seguir, explicó, es que ha surgido la iniciativa de reunirse con los constructores de la ciudad para que “hagan un ejercicio responsable y no nos dejen recipientes que acumulan agua o ciertas superficies que empiezan a quedar con acúmulos de agua”. La funcionaria dijo que como se han presentado varios días de lluvia en la ciudad, “esto no favorece mucho, porque dejar agua acumulada por tres o cuatro días, permite que una hembra del Aedes Aegipty deposite allí los huevos, que se multiplican en número importante y vamos a tener siempre el mosco vector”.

Aseguró que la lucha tiene varios frentes y es la suma de muchas voluntades, porque “yo puedo hacer el trabajo muy juicioso en mi casa, pero si mi vecino deja las llantas, deja la ollita, si no lava la pila, vamos a tener Aedes Aegipty, y por eso este es un trabajo comunitario”.