Noticias

PARQUE ECOLÓGICO LAS MOJARRAS: UNA VENTANA A LA NATURALEZA EN EL ÁREA METROPOLITANA

image (2)
Imagen transversal de una sección del parque, donde se aprecian las ventanas o miradores ambientales y los senderos peatonales entre la vegetación del sector.
Publicidad

Bucaramanga, septiembre 16 de 2015: Un amplio, acogedor y verde espacio de cinco hectáreas que circunda la quebrada Las Mojarras, entre los municipios de Floridablanca y Bucaramanga, se convertirá dentro de poco en un nuevo parque metropolitano. Este pulmón natural  incrustado en el sector oriental de ambos municipios, involucra a barrios como Lagos del Cacique, Fátima, Hacienda San Juan, Monteverde, San Bernardo, entre otros, y desde ya promete constituirse en un valioso escenario de interrelación con la naturaleza, a través de un parque que tendrá entre sus muchos componentes arquitectónicos: miradores, trazados peatonales, puentes, kioscos, áreas para la recreación y canchas deportivas.

¨Este será un parque de unas condiciones extraordinarias, porque la afectación al paisaje natural será mínima, con el fin de que las personas puedan disfrutar de este espacio verde, que puedan caminarlo en una red peatonal de aproximadamente cuatro kilómetros y poder disfrutar de un hábitat increíble porque a juicio de los expertos, este sector es considerado un núcleo de presencia de aves migratorias y especies de la vida silvestre que las personas podrán ver y conocer de cerca. Estamos apostándole a una nueva ciudad culturalmente más amable y cercana a la vida natural¨, manifestó Consuelo Ordóñez de Rincón, directora del Área Metropolitana de Bucaramanga.

image (3)
Ventanas que se asoman al sector vivo de la cañada y desde donde los amantes de la naturaleza podrán avistar la presencia periódica de aves migratorias que visitan el sector.

La funcionaria explicó igualmente que esta nueva acción ambiental estratégica hace parte del componente “Recuperación de la estructura ecológica urbana”, definido en el Plan de Desarrollo 2014 – 2015,  cuyo propósito esencial consiste en devolverle al ciudadano espacios naturales para su disfrute, es decir, que la gente viva las cañadas que hasta hoy eran señaladas negativamente como vertederos de desechos. De acuerdo con el arquitecto Víctor Moreno, Subdirector Ambiental del AMB, el proyecto entre sus componentes define la intervención de cinco de las once hectáreas totales de la cañada, construcción de senderos peatonales en un área aproximada de 3.750 metros cuadrados, cuatro ventanas ecológicas, dos refugios, un puente elaborado en madera y metal de 25 metros de longitud y dos canchas múltiples solicitadas por la comunidad.

El costo total del proyecto asciende a la suma de 4 mil 508 millones de pesos, más la interventoría de 367 millones de pesos, respectivamente, adjudicados mediante licitación pública a las firmas Unión Temporal Parque de las Mojarras 2015 y Consorcio Parque Metropolitano 2015.  En una visita cualquiera a este sector natural dentro de la ciudad, es posible encontrarse con variadas manifestaciones de la vida en libertad, pues la zona convoca la presencia de diferentes especies de aves, muchas de ellas migratorias, reptiles y algunos mamíferos de pequeño tamaño.