Noticias

PEDALEANDO POR UN SUEÑO

Juan Esteban González Monsalve, es un niño de doce años, que su vida cambió desde la pandemia, hijo de una familia de agricultores del sector de Curos, desde que el gobierno decretó el aislamiento preventivo, a tenido que movilizarse a su escuela en busca de sus trabajos escolares, para así desarrollar sus guías desde la casa, ya que a esta vereda no llega el servicio de internet. En este recorrido se gasta tres horas y media, entre, trochas, caminos empedrados y algunas planicies, para así cumplir con su travesía académica.

Juan siempre soñó con un medio de transporte que acortará sus distancias y así poder ayudar más tiempo a su familia en distintas actividades. Un día lleno de nostalgia vio pasar por el sector la carretera principal a un grupo de policías en bicicletas y sus ojos se llenaron de emoción. Les narró su conmovedora historia y el sueño comenzó a construirse.

Pasadas unas semanas y con gestiones y recursos propios, los guardianes de la Ruta decidieron dar la sorpresa más emotiva a este infante, y recorrieron con sus ciclas en hombro la vereda de Curos, hasta llegar a la casa del pequeño Juan, y allí con todas las normas de bioseguridad y distanciamiento celebraron su cumpleaños. Y fue en medio de esa inusual visita que detrás de los empaques y globos de colores, se encontraba, ese sueño materializado sobre dos llantas de montañismo y una estructura metálica diseñada para ese terreno.

Era cierto, Juan Esteban tenía su primer “caballito de acero”, y con esa habilidad que cuentan los niños destinados a triunfar, juan pedaleo fuertemente, como si hubiese dejado atrás las horas de largas caminatas, para cumplir su sueño de montar bicicleta.

Ahora más feliz que nunca, esté pequeño, sueña con poder ayudar a sus compañeritos de colegio, a quienes en su bicicleta les llevará las guías en las veredas más próximas.

La Policía Metropolitana de Bucaramanga, cumple este sueño del niño, como un ejemplo de resiliencia, para que la esperanza no se pierda en medio de esta crisis, donde la solidaridad es la primera bandera del servicio a los colombianos.