Noticias

PERSONERÍA DE BUCARAMANGA REALIZÓ MESA DE TRABAJO SOBRE MATONEO EN INSTITUCIONES EDUCATIVAS

DSCN9252DSCN9243La actividad se realizó con rectores y autoridades territoriales.

Publicidad

La Personería de Bucaramanga convocó a una mesa de trabajo a 47 rectores de colegios públicos de la ciudad, algunos representantes de asociaciones de padres de familia y  representantes del gremio docente, con el fin de interactuar con esos estamentos, debido al número significativo de denuncias por acoso escolar presentadas ante las diferentes autoridades y al incremento de este fenómeno en el Municipio.

Esta mesa de trabajo que también contó con la participación de la Secretaría de Educación, la Defensoría del Pueblo y la Policía Metropolitana, se realizó con el fin de brindar herramientas prácticas que sean de utilidad al interior de las entidades educativas, con el ánimo de contrarrestar eficazmente estos fenómenos de violencia que se están presentando al interior de los colegios en la ciudad.

De acuerdo con lo anterior, Omar Alfonso Ochoa Maldonado, Personero de Bucaramanga resaltó  lo siguiente: “Esta convocatoria se ha realizado debido a varios fenómenos  alrededor del acoso escolar, casos documentados de agresiones entre estudiantes y en algunos casos contra docentes, al igual que al  incremento sostenido en las cifras  que se vienen manejando junto con la Secretaría de Educación, lo cual evidencia una preocupante situación que obliga a la institucionalidad a reorientar los esfuerzos que se han venido adelantando en materia de la prevención de este fenómeno”.

De igual manera, en este encuentro se recibió la respectiva retroalimentación de parte de los rectores de las instituciones educativas y demás actores involucrados, en el sentido de plantear  propuestas concretas para ayudar a optimizar la gestión por parte de las  diferentes entidades públicas, en aras de minimizar los riesgos asociados a esta problemática. 

“Este espacio es muy pertinente, en la medida que está orientado a fortalecer las competencias de los rectores y docentes, para efectos que en cada entidad educativa se disminuyan o se administren adecuadamente  los riesgos de consumación del acoso y a la vez recibir de primera mano, fruto de la experiencia cotidiana que los rectores y docentes tienen, los aportes y propuestas al respecto,  con el ánimo que las mismas nos permitan como entidades públicas orientar y fortalecer nuestras acciones en forma coordinada, para mitigar los riesgos asociados al acoso escolar fenómeno que está creciendo sustancialmente al interior de las diferentes entidades educativas”, así lo afirmó el Personero Municipal.

Cabe mencionar que como resultado de esta mesa, se acordaron los siguientes compromisos concretos:

  1. La Personería Municipal junto a la Defensoría del Pueblo evaluarán la posibilidad de instaurar acciones judiciales, tendientes a obligar a las EPS  a asumir la obligación que les corresponde, en materia de atención psicológica especializada y tratamientos frente a casos de acoso escolar en forma oportuna, tal como lo contempla el plan obligatorio de salud.

  1. La Personería de Bucaramanga y la Defensoría del Pueblo realizarán jornadas de intervención y apoyo a los docentes de las instituciones educativas afectadas por este fenómeno, a través de sus equipos especializados en la materia.
  1. Por parte de la Secretaria de Educación, se brindarán espacios de capacitación a los orientadores de las instituciones públicas, brindándoles herramientas para un mejor manejo de esta problemática.
  1. La Secretaría de Educación explorará la posibilidad de que estudiantes de psicología de último año de las universidades de Bucaramanga, hagan presencia en las instituciones, brindando acompañamiento especializado y fortaleciendo el proceso de atención del fenómeno frente a todos los estamentos de la comunidad educativa.

  1. En la coyuntura de discusión de los presupuestos participativos, se abrirán espacios para que los rectores y docentes presenten propuestas, que permitan fortalecer la ruta de atención del fenómeno, e igualmente fomentar espacios de sensibilización hacia los padres de familia, como primeros responsables del proceso formativo de sus hijos.