Noticias

PERSONERÍA MUNICIPAL ADELANTÓ OPERATIVOS DE CONTROL Y VERIFICACIÓN DEL CUMPLIMIENTO DE LOS PROTOCOLOS

Esencialmente a pacientes ingresados en urgencias en instituciones de salud de la ciudad

La Personería Municipal de Bucaramanga, como garante de los derechos fundamentales en el Municipio, adelantó operativos de control en algunas instituciones de salud de la ciudad, con el objetivo de  verificar el cumplimiento de los protocolos establecidos por el Ministerio de Salud y Protección Social, así como el nivel de la atención prestada a los pacientes ingresados en urgencias.

En el desarrollo de los operativos realizados en el Hospital del Norte, este organismo de control encontró una situación de vulneración evidente de los derechos de las pacientes ingresados en urgencias, sobre todo de personas de la tercera edad que por su especial calidad, ameritan una especial protección constitucional, algunos de los cuales permanecían por días en sillas no adecuadas para su internamiento, con evidentes afectaciones a su salud, y sin la asistencia médica debida, al cuidado incluso de algunos familiares.  En el citado hospital, no se encontró ninguna documentación relacionada con los protocolos obligatorios para la atención de los pacientes en sitios de urgencias, los cuales son obligatorios por mandato normativo para esta clase de entidades.

Por su parte, en el Hospital Universitario de Santander, se evidenció un hacinamiento significativo de pacientes en el área de urgencias, por falta de camas y cupos para su adecuada atención, así mismo, a pesar de que se cuenta con un equipo médico y asistencial comprometido con un servicio de calidad, en notoria la limitación de personal frente a la demanda del servicio médico asistencial.    Igualmente en la institución, a pesar de que existen, se hace necesario contar con los protocolos debidamente documentados y socializados entre los profesionales de la salud, para su aplicación en favor de los derechos de los usuarios.

Como resultado de las gestiones adelantadas, el ministerio público local, en desarrollo de sus competencias, formulará los correspondientes llamados preventivos ante las autoridades de salud territoriales y exigirá la adopción de un plan de mejoramiento para las instituciones evaluadas que contenga acciones afirmativas de corrección efectiva frente a las situaciones detectadas, el cual será objeto de un permanente seguimiento y control por parte de esta Entidad, en procura de optimizar y superar las falencias detectadas en el servicio a los pacientes, como mecanismo para garantizar los derechos fundamentales de los usuarios.

La Personería Municipal, en desarrollo de sus funciones como organismo de control, continuará realzando controles intempestivos a los diferentes centros de atención en salud en el Municipio, con el ánimo de salvaguardar los derechos fundamentales de los pacientes e identificar oportunidades de mejora en la prestación del servicio por parte de las instituciones que operan en la ciudad.