Noticias

PERSONERÍA MUNICIPAL DE BUCARAMANGA EFECTÚA LLAMAMIENTO PREVENTIVO A LA ALCALDÍA DE BUCARAMANGA.

Para que cumpla con fallo de tutela sobre pico y placa.

Personero de Bucramanga

La Personería Municipal de Bucaramanga, en desarrollo de sus funciones constitucionales y legales y en su calidad de ministerio público local, requirió a la Alcaldía de Bucaramanga a través de un llamamiento preventivo, para efectos de que despliegue las actuaciones necesarias tendientes al  inmediato cumplimiento del fallo de tutela del 9 de febrero del año en curso, proferido por el Juzgado 16 Civil Municipal de esta Ciudad, relativo a la suspensión inmediata de la medida de pico y placa, dispuesta por ese Despacho Judicial.

Publicidad

En el citado pronunciamiento, este organismo de control exhortó a la Administración Municipal, al cumplimiento del aludido mandato judicial, en los términos dispuestos en la parte resolutiva del citado fallo, el cual en procura de la protección de los derechos fundamentales de un ciudadano, ordenó como mecanismo transitorio, suspender la medida administrativa de restricción de circulación vehicular conocida como pico y placa en el centro de la ciudad, la cual fue adoptada por la Administración Municipal por conducto de la Dirección de Tránsito de Bucaramanga.

Es de Perogrullo que las sentencias judiciales en el contexto de un Estado Social de Derecho, deben ser acatadas integralmente por sus destinatarios en forma irrestricta, con mayor razón tratándose de entidades estatales, las cuales tienen la obligación reforzada de adelantar las actuaciones necesarias para el efectivo cumplimiento de las mismas, como un resultado elemental que emana  la división de poderes establecida en nuestro ordenamiento constitucional.

 Adicionalmente, en el citado pronunciamiento está Entidad destacó la apertura de una indagación preliminar, en razón a las quejas ciudadanas recibidas sobre esta materia, la cual tiene como finalidad, evaluar la eventual comisión de faltas disciplinarias por parte de funcionarios de la Administración Municipal, relativas a la posible sustracción del deber de cumplir cabalmente con el señalado mandato judicial, como un axioma elemental propio de cualquier Estado de Derecho.

La Personería Municipal continuará velando por el cabal cumplimiento del marco normativo vigente y  el acatamiento de las órdenes judiciales, en desarrollo de sus atribuciones como ministerio público local,  en procura de  salvaguardar los derechos ciudadanos.