PERSONERO DE BUCARAMANGA HACE LLAMADO A LOS SERVIDORES PUBLICOS DEL MUNICIPIO DE BUCARAMANGA

Y sus institutos descentralizados, para dar cumplimiento a las prohibiciones relacionadas con el proceso electoral que se avecina

Mediante circular No 016 de 2018, el Personero de Bucaramanga requirió al Alcalde de Bucaramanga, sus Secretarios de Despacho y los servidores públicos de los Institutos Descentralizados del Municipio, para dar estricto cumplimiento a las prohibiciones legales aplicables al proceso electoral que se avecina, haciendo énfasis en la prohibición de participación en política y respaldo a causas políticas, prohibición de utilización de recursos y bienes púbicos para favorecer alguna causa de esa naturaleza. A

sí mismo, lo relacionado con modificaciones en la nómina tanto de vinculación de funcionarios, desvinculación de éstos y creación de cargos nuevos, y finalmente enfatizó en las restricciones aplicables en materia de contratación directa que son aplicables desde cuatro meses anteriores a la elección presidencial y hasta la realización de la segunda vuelta presidencial si fuere el caso.

El Personero de Bucaramanga señaló que la Circular emitida constituye una exhortación para que los servidores públicos municipales en esta época pre electoral, ajusten su conducta a las disposiciones señaladas y para que denuncien en ejercicio de sus deberes y obligaciones, ante este Órgano de Control, las acciones desplegadas por funcionarios que se aparten de los postulados de transparencia, moralidad e imparcialidad que deben caracterizar el proceso electoral y en consecuencia, contravengan las disposiciones enunciadas.

Sobre el particular, Omar Alfonso Ochoa Maldonado Personero Municipal  afirmó: “Se ha efectuado por parte de este Despacho, un llamamiento preventivo a la Administración Local, con el ánimo de reiterar las obligaciones que como servidores públicos nos competen en época electoral, con miras al efectivo cumplimiento del régimen de prohibiciones y restricciones vigente en este periodo, así como señalar las consecuencias de su desconocimiento, en procura de robustecer los postulados de moralidad administrativa y transparencia que deben caracterizar el accionar público durante la época electoral.”

Igualmente, solicitó la mayor divulgación a esas directrices en cada Despacho, para el adecuado conocimiento del contenido del llamamiento preventivo, por parte de cada servidor público, destinatario de las prohibiciones contenidas en el marco normativo vigente, en materia de garantías electorales.