Noticias

PIEDECUESTA PIONERA EN SANTANDER EN LA IMPLEMENTACIÓN DE CARTILLA GUÍA POR LA PAZ

Piedecuesta, noviembre 10 de 2016. Ante cientos de estudiantes de los grados 8, 9 y 10, docentes y rectores de las instituciones educativas oficiales,  el alcalde (e) Ludwing Valero Sáez junto al  Secretario de Educación Pedro Nel Díaz Nieto, dieron apertura a la Cátedra Municipal por la Paz y a la vez socializaron la cartilla guía didáctica que acompañará esta asignatura.

Publicidad

“El alcalde está empeñado en que los modelos pedagógicos sean para todos los estudiante del municipio, esta es una acertada decisión para que los niños de primero a once grado cuenten con un espacio y herramientas adecuadas para reforzar los valores y la convivencia pacífica  en el proceso que estamos adelantando como modelo educativo”, explicó el Secretario de Educación.

Es importante destacar que la ley 1732 de 2014 establece la Cátedra de la Paz como un hecho obligatorio en todas las instituciones educativas del país, por eso atendiendo a este contexto se realizó este lanzamiento con el que se pretende ayudar a la transformación del país y dejar atrás más de 50 años de guerra.

“Hoy se da un gran paso, esta es una invitación a la comunidad piedecuestana a resolver sus conflictos de manera civilizada; aunque la paz empieza en los hogares, las aulas de clase se convierten en el lugar de apoyo donde reforzamos la tranquilidad, el diálogo y  la concertación para proyectarnos a un mejor futuro, más amable, cordial y en paz”, indicó Antonio María Villamizar, rector del Instituto Valle del Río de Oro.

Sin duda alguna los estudiantes son quienes tienen las mayores expectativas frente a esta nueva asignatura. “Espero que todos nos concienticemos, que haya más igualdad, que seamos más equitativos y que todos aportemos a este cambio positivo”, expresó Karen Yurley Pacheco, alumna del Carlos Vicente Rey.

En el mismo sentido se expresó José David Ospina, estudiante del mismo plantel quien dijo que “es muy bueno porque toca puntos como la religión, nos ayuda a saber tratar las diferencias  y  a reforzar  el respeto por los derechos, las preferencias sexuales, a tolerarlas y aceptarlas. Muchas personas han llegado a perder la vida por la falta de tolerancia”.  De esta manera la Cátedra de la Paz se convierte en el espacio de reflexión, aprendizaje y diálogo,  que contribuirá al bienestar general y a la sana convivencia, con la promoción de actitudes como la reconciliación y el perdón.