Noticias

POBREZA: SUBE LA MONETARIA, PERO SIGUE BAJANDO LA MULTIDIMENSIONAL

La cifra, por ingresos, pasó del 27,8 % al 28 por ciento. Inflación influyó en el incremento. Foto: Foto Felipe Caicedo

La pobreza afecta más a la población infantil, pues reduce sus oportunidades de tener un mejor futuro que sus padres. Foto: Foto Felipe Caicedo

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO  22 de marzo 2017, 01:18 p.m. La pobreza en Colombia en el 2016 tuvo un ligero incremento con respecto al año anterior como resultado de la inflación, según reveló este miércoles el Dane. De 27,8 en 2015 pasó a 28 por ciento.

Entre tanto, la pobreza extrema pasó de 7,9 por ciento a 8,5 por ciento. Entre tanto, en lo que respecta a la medición conocida como multidimensional, en el 2016 1’050.000 colombianos salieron de ese grupo, pues este indicador que se ubicó en 17,8 por ciento, tras venir de un 20,2 por ciento en el año anterior, lo que implica una reducción de 2,4 por ciento, destaca la entidad.

La desigualdad, medida a través del coeficiente de Gini, pasó de 0,522 a 0,517, según indicaron los datos. Según destacó el presidente Juan Manuel Santos, en el 2010 la pobreza multidimensional era de 30,4 por ciento, lo que indica que en la década, más de 5 millones de colombianos transformaron sus condiciones de vida. “Esto significa que el país pasó de tener 13´719.000 de personas en condición de pobreza multidimensional en 2010 a 8´586.000 en 2016, lo que equivale a una reducción de 5´133.000 personas en ese periodo”, dijo el Dane.

Uno de los aspectos que destaca el informe es que la inflación golpeó menos al sector rural. En el caso de la pobreza monetaria, por ejemplo, mientras en las cabeceras municipales el indicador pasó de 24,1 por ciento en 2015 a 24,9 en 2016, en los centros poblados y zonas rurales dispersas la cifra fue de 38,6 por ciento, tras venir de 40,3 por ciento en 2015, es decir, una reducción de 1,7 puntos porcentuales, expresó el Dane.

La desigualdad en los centros poblados y zonas rurales dispersas pasó de 0,454 en 2015 a 0,458 en 2016 Por ciudades, la de menor pobreza monetaria fue Bucaramanga, con 10,6 por ciento, luego de la cual se ubicó Bogotá, que tuvo un 11,6 por ciento, y Medellín (área metropolitana), con 14,1 por ciento. En el extremo opuesto se ubicó Quibdó, con un indicador de  49,2 por ciento, seguida por Riohacha, con 45,5 por ciento, y Valledupar, con 35,5%.