Noticias

POLICÍA ADELANTA CONTROLES PREVENTIVOS EN LA CENTRAL DE ABASTOS DE BUCARAMANGA

Bucaramanga. La Policía metropolitana en medio de la estrategia del Plan Choque ‘construyendo seguridad’ viene desarrollando no solo operativos que garanticen la seguridad de los residentes de la ciudad bonita, sino además adelanta planes en los diferentes puntos de distribución y almacenamiento de alimentos.

En esta oportunidad en uno los controles efectuados se realizaron la incautación de 238 kilogramos de pescado avaluado en más de tres millones de pesos, dejados a disposición de la Autoridad Nacional Acuícola y Pesquera AUNAP.

Es de resaltar que las incautaciones a este producto alimenticio se realizan por no cumplir con la talla mínima requerida para su pesca, obstruyendo su ciclo vital reproductivo y colocando en peligro de extinción a estas especies.

Mencionadas actividades preventivas están enfocadas a verificar la manipulación, cadena de frio, talla mínima, vehículos de transporte y documentación reglamentaria entre otros, con el objetivo de comprobar que cumplan los estándares establecidos para la comercialización y consumo humano.

La Policía Metropolitana de Bucaramanga, continuará adelantando esta clase de controles con el fin de prevenir riesgos sanitarios que amenacen la salud de los consumidores y la extinción de algunas especies como el Bagre rayado y bocachico de la cuenca del Magdalena Medio.

Tenga en cuenta las siguientes recomendaciones al momento de adquirir pescado:

  • Verifique que la talla del pescado cumpla con la medida permitida para su comercialización, Bagre 80 cm, Bocachico 25 cm, Blanquillo 45 cm.
  • Verifique y observe, apariencia, color, olor y consistencia
  • Revise su estado, ojos brillantes, escamas tornasoladas y brillantes.
  • Compre en lugares autorizados o establecimientos que cumplan con las medidas de salubridad y cadena de frio.
  • Evite consumir o comprar en lugares de paso o negocios ambulantes, calles, aceras, carros o demás.
  • Los productos que se expenden al público en exhibidores abiertos deben tener un color característico, sin presencia de sangre u otras particularidades que lo contaminen.

El anterior procedimiento se faculta en función a la Ley 13 de 1990 Reglamentación Acuícola y Pesquera, Decreto 2256 de 1993, Resolución 830 de 1982 INDERENA y Resolución 601 de 2012, en lo referido a la talla mínima y la ley 9 de 1979 código sanitario en lo que respecta al pescado en estado de descomposición.