POLICÍA LIDERÓ LABORES DE RESCATE DE 400 PERSONAS

Y 75 vehículos que se encontraban atrapados en medio de alud de tierra        

Bucaramanga. La Policía Nacional de todos los colombianos, el día 9 de mayo, desde las 06:00 de la mañana, retomó la operación de rescate y restablecimiento de la vía Pamplona – Bucaramanga, a partir de las condiciones favorables del clima. No obstante, sobre las 10:00 de la mañana se interrumpieron las actividades de remoción por parte de maquinaria como consecuencia de las lluvias luego de unas horas se retomaron las labores de remoción en los lugares donde habían escombros que obstaculizaban la vía.

La decisión de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), sustentada en su estudio especializado de riesgos, consistía en interrumpir la evacuación de personas y el tránsito de vehículos en el tramo comprendido entre los kilómetros 23 y 24, por considerar que las grietas observadas sobre la zona de riesgo podrían conllevar a nuevos deslizamientos de tierra indicando que quien tomara la decisión, asumiría la responsabilidad del riesgo al que se sometían todas estas personas.

En este sentido, el Brigadier General Manuel Vásquez, convocó a los integrantes del puesto de mando unificado, pidiendo evaluar el componente humano de los viajeros y transportadores, teniendo en cuenta la dignidad de las personas, toda vez que estaban por cumplirse 72 horas desde el momento de la tragedia y aún faltaban por evacuar aproximadamente más 200 personas; incluyendo niños, niñas, adolescentes, adultos mayores y hasta mujeres en estado de gestación, las cuales carecían de alimentos, hidratación y cuidados médicos básicos. (El día de ayer se evacuaron más de 300 personas).

El puesto de mando validó la decisión del General, quien de igual forma acudió al Gobernador de Santander, Doctor Didier Tavera, el cual respaldó este argumento al observar que era una necesidad atender a la población atrapada en la zona de desastre. Con este respaldo, se ingresó al sector de mayor riesgo, donde aún quedaba una parte de tierra que estaba siendo removida por los conductores atrapados en la zona de desastre, la cual impedía la evacuación de los viajeros que aún permanecían en la zona afectada.

Los conductores atrapados adelantaban esta actividad, inconformes ante las condiciones adversas que venían enfrentando, a partir de dos argumentos: 1) solidaridad con la familia de encontrar el cuerpo de la persona reportada como desaparecida en ese lugar en lo que faltaba por remover y 2) por retomar la movilidad en el corredor vial, ante las pérdidas por descomposición de alimentos perecederos, lo anterior sin considerar el riesgo del sector más crítico.

Frente a este escenario, fue necesario actuar a través de la mediación policial para convencer a un grupo superior a las 400 personas, las cuales se encontraban concentradas en este sitio, con el fin de retornarlas a una zona segura para permitir la operación de la maquinaria.

A partir de esta labor, luego del consenso con los ciudadanos se dispuso:

  • Que en medio de la lluvia aspecto que incrementaba el nivel de riesgo, la maquinaria continuara la última fase de remoción. – Que las personas permitieran inicialmente el paso de los viajeros para que posteriormente, mediante una labor supervisada se diera la evacuación de los vehículos.

Una vez acordados estos puntos con la población afectada, se iniciaron las siguientes actividades:

  • Remoción de tierra que se encontraba sobre la vía. – Trazado de las rutas de evacuación de personas hasta el lado opuesto a la zona de riesgo. – Se priorizaron las personas para efectos de paso por la zona de mayor vulnerabilidad (mujeres en estado de gestación, niños, adultos mayores, etc). – Con el liderazgo del señor Brigadier General Manuel Vásquez y ante la apertura momentánea de la vía se evacuaron aproximadamente 400 personas y todos los vehículos represados. – Una vez ubicados en un sector de bajo riesgo, se les suministró comida e hidratación para que continuaran hacia sus lugares de destino.

Es importante destacar lo siguiente:

  • Desde el primer momento fue activado un puesto de mando unificado cerca de la zona de mayor afectación en cabeza del alcalde de Floridablanca Dr. Héctor Mantilla. – Se destaca la manifestación de la institucionalidad en conjunto con los organismos de socorro.

La actuación de la Policía Nacional de Colombia, con el liderazgo del Brigadier General Manuel Antonio Vásquez Prada hasta el momento ha permitido:

  1. La decisión de empezar a evacuar personas desde el primer día pese al alto nivel de riesgo y las condiciones desfavorables que dificultaban la movilización por el lugar.2. El liderazgo de este oficial permitió que el puesto de mando y los organismos de socorro acogieran las propuestas presentadas en diferentes escenarios.

 

Por último, es importante aclarar que las decisiones de evacuar a las personas y vehículos que permanecían atrapadas se efectuaron en por razones humanitarias considerando que la vía aún se encuentra cerrada, puesto que la maquinaria tendrá que seguir interviniendo para restablecer la vía.

  • Los puntos de cierre se encuentran a la altura de los siguientes lugares:

Vía Bucaramanga – Cúcuta: 1. Parque del agua. 2. Kilómetro 16 3. Kilómetro 18

Vía Cúcuta – Bucaramanga: 1 Sector La laguna 2. Berlín 3. Peaje  del Picacho