Noticias

POR LLUVIAS AUMENTA PRESENCIA DEL CARACOL AFRICANO

Publicidad

caracolMarzo 19 de 2014. “Con la llegada de las lluvias, aumenta la población de Caracol Africano, pues el ambiente húmedo, es el medio propicio para su reproducción y supervivencia, por eso es necesario que la comunidad este alerta, y tenga conocimiento de la forma como se debe manipular, controlar y erradicar este molusco”. Así lo indicó Lida Johana Pineda, coordinadora del grupo Fauna y Flora de la Corporación Autónoma Regional para la Defensa de la Meseta de Bucaramanga, CDMB, advirtiendo, que la responsabilidad en la eliminación de esta especie, no sólo debe ser competencia de las autoridades locales, sino de todos, pues se está hablando de un problema de salud pública.

“Debemos aunar esfuerzos, para controlar esta especie considerada como una de las 100 plagas más dañinas del mundo, que además de los problemas que ocasiona a la salud humana, consume cualquier tipo de cultivo e incluso otras especies, como los caracoles criollos, a los cuales devora”. Dijo la funcionaria, que pese a las múltiples campañas adelantadas por la autoridad ambiental y demás instituciones gubernamentales, aún hay mucho desconocimiento entre la población, sobre esta especie invasora y de la forma correcta para su manipulación, por tal razón ha ido en aumento la población del molusco, el cual se puede encontrar con facilidad en los jardines de las casas, en los parques de los barrios, e incluso en el tejado de las viviendas.

Los caracoles africanos prefieren las zonas húmedas y de abundante vegetación. Son activos durante la noche y pasan las horas del día de manera segura bajo tierra. Son hermafroditas y producen alrededor de 6 nidadas al año, con un promedio de 200 huevos en cada una. Se estima que el 90% de las crías sobreviven, lo que significa que pueden infestar rápidamente una zona. Los moluscos alcanzan su tamaño adulto a los 6 meses de edad y su tasa de crecimiento se desacelera en este punto, aunque nunca dejan de crecer. Puede vivir entre 5 y 6 años de edad, pero se han registrado individuos que han alcanzado los 10 años de edad.

Según la funcionaria, el animal por sí mismo no genera enfermedades al ser humano, pero el moco que produce permite que se alojen en sus tejidos fibromusculares, parásitos, que pueden provocar la meningitis y graves afecciones neurólógicas, digestivas y respiratorias. Es importante, evitar el contacto directo con su baba en las membranas mucosas de ojos, nariz y boca. Se recuerda que la UNICA manera de adquirir el parasito es por ingestión, por tanto hay que evitar contacto directo, y en caso de que suceda hay que lavar inmediatamente las manos y antebrazos.