POR PRIMERA VEZ EN LA HISTORIA DE BUCARAMANGA