Noticias

PRECIO DE LOS ALIMENTOS, DECISIVOS PARA CAÍDA DE INFLACIÓN EN AGOSTO

unnamed
Los alimentos estuvieron más baratos para los colombianos en el 8 mes del 2016. Foto: Archivo / EL TIEMPO

Según el Dane, la cifra disminuyó 0,32 por ciento. Desde hace 32 meses el valor no disminuía.

Publicidad

Por: Economía Y Negocios. Después de 32 meses, en agosto Colombia volvió a tener una inflación mensual negativa (-0,32 %), frente a una variación del 0,48 por ciento en el mismo mes del 2015, según reveló este lunes el Dane. Con ello, el costo de la canasta familiar empieza a ceder, empezando así una senda contraria a la que propiciaron aspectos como el fenómeno del Niño, el reciente paro camionero y la devaluación del peso.

“Le quebramos el espinazo a la inflación”, dijo el presidente Juan Manuel Santos, al tiempo que destacó que “esto es una gran noticia. Significa que no seguirán subiendo las tasas de interés. Lo que hemos venido diciendo en relación a que el incremento fue provocado por fenómenos coyunturales como el Niño y la devaluación, esos dos fenómenos ya pasaron y vamos a iniciar ese descenso en los precios de primera necesidad”.

Según el informe del Dane, el índice de precios al consumidor fue en lo que va corrido del año de 5,31 por ciento, tras venir de un 4,02 por ciento en igual periodo del año pasado. (Lea también: La inflación bajó y se ubicó en 5,31 % en lo que va del año). Entre tanto, el acumulado en los 12 meses bajó desde casi 9 por ciento en julio a una variación del 8,10 por ciento (de septiembre del 2014 a agosto del 2015 fue de 4,74 por ciento).

No obstante, hay que recordar que el indicador continúa muy por encima del rango meta del Banco de la República (entre el 2 y el 4 por ciento), al cual no se llegará este año, según la misma entidad. Del incremento en los precios en agosto se destaca que alimentos fue uno de los que tuvo un índice inflacionario bajo (–1,54 %), junto con las comunicaciones (–0,06 %) y diversión (–0,09 %)

En igual condición estuvieron otros productos básicos de la canasta, como la cebolla (–37,23%), el tomate (–29,23 %) y otras hortalizas y legumbres frescas (–7,40 %).  Entre los gastos básicos que más se incrementaron para los colombianos se destaca la energía eléctrica (2,51%), el almuerzo (0,71 %), el arrendamiento imputado (0,27 %) y el precio del taxi (1,48 %).

Por ciudades, solo seis tuvieron inflación por encima del promedio nacional. En la que más se incrementaron los precios fue Sincelejo (0,99 %), mientras que en el extremo opuesto se ubicó Florencia (1,83 %). En Bogotá, la inflación fue negativa (–0,43 %).