PROPUESTAS DE LOS CACAOCULTORES AL PRESIDENTE ELECTO IVÁN DUQUE

  • Apoyo a la sustitución de cultivos ilícitos, recursos para renovación y afiliación a la ICCO entre las principales solicitudes. · El cacao es dinamizador de la economía y brinda estabilidad a las familias rurales

El próximo martes asume la Presidencia de Colombia Iván Duque Márquez, y los cacaocultores del país, representados en Fedecacao confían y esperan que se siga apoyando a este importante sector que ha sido clave para el desarrollo económico y social de Colombia.

Aunque hay temas que son transversales a todo el sector agropecuario y que están en el documento que la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC) le entregó al próximo mandatario, hay otros que son puntuales para la cacaocultura y que de igual manera se le presentaron a Duque Márquez.

En primer término está el garantizar que el cacao siga siendo el cultivo por excelencia para remplazar las siembras de ilícitos que se tienen en el territorio nacional, tal como lo ha venido siendo. Es así como de las actuales 175.000 hectáreas sembradas con cacao en el país, aproximadamente 25.000 corresponden a programas de sustitución, lo que ha permitido a quienes lo han hecho cambiar por completo su estilo de vida y estar más tranquilos.

Es por ello que se requiere el apoyo del Gobierno Nacional para que al seguir con la sustitución se tenga al cacao y a Fedecacao como eje central ya que contamos con la experiencia y el conocimiento necesario para ello pero infortunadamente nos faltan los recursos para llegar a todos los rincones que precisan nuestra actuación, indicó el Presidente Ejecutivo del gremio, Eduard Baquero López.

En segundo término se solicita asegurar los recursos necesarios para la renovación de 70 mil hectáreas de cacao que se encuentran envejecidas (de 80 mil que se tenían) y no tienen la producción necesaria para ser competitivos. Esto se debe, entre otras razones, a la violencia que ha azotado a nuestro país y que llevaron a algunos productores a abandonar sus fincas como sucedió en Nariño, Arauca, Norte de Santander (la zona del Catatumbo), el Urabá antioqueño, entre otros.

Ya se inició la labor de renovar 10 mil hectáreas pero se requiere avanzar en ello con el apoyo del Ministerio de Agricultura, para que el cacao pueda seguir destacándose a nivel nacional e internacional y lograr los niveles de producción y productividad que tienen cultivos como el café.

En tercer lugar pero no menos importante, lograr la afiliación de Colombia a la Organización Internacional del Cacao (ICCO), proceso que ha liderado Fedecacao y que se presentó en la legislatura anterior sin que surtiera el trámite requerido. Los recursos se tienen previsto por medio del Fondo Nacional del Cacao, pero es un proceso que debe hacerse a través del Congreso de la República porque la afiliación debe realizarse como país y no como institución. Esto tiene grandes beneficios porque quienes están afiliados a la ICCO reciben apoyos de diversa índole y así el país avanza con sus cacaos finos, de sabor y aroma que le han merecido los máximos premios internacionales.

Este proyecto se presentó en la legislatura anterior pero fue archivado, según el Congreso por falta de tiempo. Adicionalmente, se invitó al Presidente Duque a participar y apoyar la primera feria Chocoshow que se realizarán en Corferias entre el 23 y el 25 de noviembre del presente año y que reunirá a toda la cadena cacao-chocolate para que los colombianos se familiaricen y se apropien del cacao como un producto estrella del país.

El cacao ha demostrado sus bondades para la reconciliación, así como para la generación de divisas para el país, para la conservación ambiental y para el bienestar de las familias por lo que “estamos seguros que con la llegada del presidente Iván Duque al poder y de su ministro de Agricultura y Desarrollo Rural, Andrés Valencia, se siga consolidando como un producto clave en el agro nacional y en la economía del país”, afirmó Baquero López.

De hecho en la junta directiva de la SAC ya se tuvo la oportunidad de interactuar tanto con el presidente Duque como con su ministro de Agricultura y este viernes 3 de agosto nuevamente Baquero López se reunió con el ministro y con el Presidente de la SAC para priorizar la agenda cacaotera de los próximos cuatro años y ratificar la disponibilidad del gremio cacaocultor de trabajar articuladamente con el nuevo gobierno. Se trata de un buen comienzo de lo que será la cacaocultura colombiana en el cuatrienio y todo lo que ello va a representar para las familias productoras y para el país en general.