Noticias

PROTECCIÓN INTEGRAL DE LA NIÑEZ Y LA ADOLESCENCIA ES PRIORIDAD EN EL CAMINO HACIA LA PAZ

Ginebra
Cristina Plazas Michelsen, ante el Comité de las Naciones Unidas para los Derechos del Niño, en Ginebra (Suiza).
Publicidad

Bogotá D.C., 21 de enero de 2015. Importantes avances del Gobierno de Colombia en materia de garantía de los derechos de la niñez y prevención de conductas que los vulneran, presentó la directora General del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, Cristina Plazas Michelsen, ante el Comité de las Naciones Unidas para los Derechos del Niño, en Ginebra (Suiza). Como jefe de la delegación del Gobierno Nacional, la Alta funcionaria señaló que la niñez es prioridad del Estado en esta recta final hacia la concreción de una paz sólida y duradera. “Vivimos un momento histórico en el que, como nunca, la paz es una posibilidad real. Por eso el Plan de Desarrollo propuesto por el Presidente Juan Manuel Santos para los próximos cuatro años se estructura sobre tres pilares: paz, equidad y educación, en el centro de los cuales está la protección integral de la infancia y la adolescencia en nuestro país”, afirmó.

Igualmente destacó la consolidación y vigencia de un marco legislativo y jurídico que favorece la garantía de los derechos de la niñez y le da al Estado herramientas más sólidas para la judicialización efectiva de quienes los vulneran. Durante la sustentación de los informes periódicos IV y V acerca del cumplimiento de la Convención sobre los Derechos del Niño, se refirió al fortalecimiento del Sistema Nacional de Bienestar Familiar (SNBF), el cual articula en las políticas para la infancia a las entidades del Gobierno Nacional y los territoriales, así como a los organismos de investigación y control, destacando a su vez la participación activa de la sociedad civil y la voz de las niñas, los niños y los adolescentes.

“Hemos avanzado en una política pública con enfoque poblacional, territorial, diferencial y de género, que se expresa en los planes de desarrollo nacional y territoriales, estrategias y proyectos, en los cuales se ha tenido en cuenta las voces de niñas, niños y adolescentes”, resaltó Plazas. En relación con la inversión en niñez y adolescencia, señaló que en los últimos tres años esta pasó de 1.300 millones de dólares a 2.000 millones, reiterando su firme propósito de velar porque los mismos sean ejecutados con plena transparencia y probidad bajo la premisa de que los recursos de la infancia son sagrados.

La Jefe de la delegación del Gobierno colombiano reportó acciones concretas en la atención integral a la primera infancia, la cobertura educativa, la atención a los niños, niñas y adolescentes víctimas del conflicto armado, el fortalecimiento de las familias y el sistema de monitoreo a las políticas para la niñez, entre otras.  “Nos acercamos al 100% en la cobertura de los servicios de salud, al 100% en la tasa de educación básica y al 93% en educación media. Igualmente, desde 2011 está asegurada la educación pública gratuita”, explicó.

Así mismo reconoció que el Estado enfrenta grandes desafíos, entre ellos, la disminución de la brechas entre lo urbano y lo rural, además del fortalecimiento a las familias para la construcción de entornos protectores garantes de derechos.  “Somos conscientes que la reconciliación será el resultado de transformaciones que implican un cambio cultural fundamentado en la garantía y efectividad de los derechos humanos”, señaló al advertir que “parte central de este desafío es el fortalecimiento de las capacidades de las familias y las comunidades para proteger a las niñas, niños y adolescentes de todas las formas de violencia y explotación, así como para rechazar cualquier acción que los vulnere”.

Plazas Michelsen destacó el importante aporte que significan las recomendaciones del Comité de los Derechos del Niño como insumo para avanzar en el cumplimiento de las obligaciones de la Convención y de sus protocolos facultativos, reiterando el interés y compromiso del Estado colombiano con esta población.  “Es el momento de poner a los niños y las niñas en el centro del posconflicto. La construcción de la paz la podemos hacer nosotros.  Somos afortunados al estar con vida y podemos hacer mucho para que esto nunca vuelva a ocurrirle a otros niños”, afirmó citando las palabras de un niño colombiano víctima del conflicto armado ante la mesa de negociación en La Habana.

Es de señalar que la directora General del ICBF encabeza la delegación del Gobierno Nacional que sustenta hoy y mañana ante el Comité de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño los informes periódicos IV y V sobre el cumplimiento de la Convención de los Derechos del Niño y los dos protocolos facultativos, relativos a la venta de niños, explotación sexual y utilización de niños en la pornografía, y a la utilización de niños en los conflictos armados.