Noticias

“QUEREMOS QUE EL NUEVO RELLENO SANITARIO SEA CONCERTADO, NO IMPUESTO”

Publicidad

BucRellenoweb2Que la participación de la comunidad sea tenida en cuenta y sus derechos en lo ambiental y lo social no se vean afectados con la presencia de un relleno sanitario,  serán las prioridades de la CDMB al momento de analizar la posibilidad de licenciar cualquier terreno propuesto para reemplazar el actual Carrasco. Así lo dejó claro el secretario General de la CDMB, Luis Alberto Flórez, durante la mesa de trabajo liderada por la Superintendencia de Servicios Públicos a la que asisten el Área Metropolitana de Bucaramanga y la Procuraduría Delegada en lo Ambiental y Agrario, para buscar una pronta salida a la disposición final de residuos sólidos, generada con la sentencia judicial que ordenó el cierre definitivo del Carrasco.

Dentro de los terrenos que podrían ser susceptibles de licenciamiento, de acuerdo con los procesos que se adelantan en la CDMB, se encuentran los predios de Naranjos (Lebrija), Peñas y Chocoa (Girón) y Monterredondo (Piedecuesta). Si bien existe una fuerte inclinación por el predio de Peñas en Girón, para que sea destinado como sitio final de los residuos sólidos de los municipios que actualmente usan el Carrasco, para la CDMB aún no está claro que el uso del suelo sea apto y por lo tanto solicitará la Secretaría de Planeación del Municipio que certifique el uso del mismo, entre otros requisitos.

“La función de la CDMB es verificar que los predios estén comprendidos dentro del Plan de Gestión Integral de Residuos Sólidos (PGIRS) Metropolitano y que se busque la mejor manera para que la comunidad que pueda verse afectada, tenga una buena compensación ambiental. La CDMB procurará por un licenciamiento social. Nos interesa que el tema no sea impuesto sino concertado”, afirmó el Secretario General ante los asistentes a la mesa de trabajo, que continuarán su trabajo el próximo 17 de marzo.