Noticias

SE REALIZARON LOS COMITÉS DE JUSTICIA TRANSICIONAL DE SANTANDER Y BUCARAMANGA

Publicidad

 

Allí se aprobó la valoración de las condiciones de seguridad de 20 municipios, entre ellos Bucaramanga y su Área Metropolitana.

Bucaramanga, 24 de marzo de 2017. En el salón Augusto Espinosa Valderrama de la Gobernación de Santander, se llevó a cabo el Comité de Justicia Transicional del departamento con la participación de las entidades que conforman el Sistema Nacional de Atención y Reparación Integral a las Víctimas (Snariv) y las territoriales de Santander y Magdalena Medio de la Unidad para las Víctimas.

Como una de los temas abordados se desataca la aprobación de la valoración de las condiciones de seguridad de los municipios de Bucaramanga y su Área Metropolitana (Floridablanca, Piedecuesta, Girón) Lebrija y los Santos en su zona urbana y rural, y los municipios de Santa Bárbara, Vetas, California, Zapatoca, Tona, Charta, Macaravita, Capitanejo, San Joaquín, Onzaga, Jesús María, La Belleza, Albania y Puente Nacional en su zona rural.

Para el cumplimiento de esta medida se cuenta desde ya con un plan apoyado por el Ejército y la Policía Nacional, para evaluar las condiciones de seguridad de las zonas de retorno o reubicación, las cuales serán emitidas por la fuerza pública, así como un seguimiento periódico acorde a lo indicado en las directrices emitidas por el Ministerio de Defensa Nacional para tal fin.

Luis Alfonso Aparicio Reyes, director territorial Santander de la Unidad para las Víctimas, señaló que “la entidad coordinará con las autoridades competentes, en este caso el Ejército y la Policía, las acciones necesarias para garantizar las condiciones de seguridad requeridas para evitar la vulneración de los derechos humanos y la ocurrencia de infracciones al Derecho Internacional Humanitario”.

En Bucaramanga

Por su parte, en el Comité de Justicia Transicional de Bucaramanga, se destaca la aprobación del presupuesto a ejecutar en la vigencia 2017 dirigido a población víctima del conflicto armado en Bucaramanga por $2.127 millones para invertir en los componentes atención humanitaria, auxilio funerario, ruta de prevención y protección, atención psicosocial, salud, proyectos productivos, memoria histórica, verdad y justicia, entre otros.

De este modo, Santander y Bucaramanga asumen el compromiso implementar la política pública de víctimas y mantener el acompañamiento constante a quienes hoy tienen la esperanza de volver a su hogar y retomar su proyecto de vida.