Noticias

SIN FINANCIACIÓN NO ES POSIBLE LA AGENDA URBANA EN COLOMBIA

José Antonio Pinzón Bermúdez, subdirector de Vivienda y Desarrollo Urbano del departamento Nacional de Planeación.

Identificar, perfilar y fortalecer los instrumentos de financiación para lograr el desarrollo y crecimiento de cada una de las ciudades que imaginamos en Colombia con el apoyo de las entidades territoriales, fue una de las conclusiones del evento paralelo sobre Instrumentos de Financiación del Desarrollo Urbano en Colombia que se llevó a cabo en el marco del 5° Foro Urbano Nacional 2017.

Publicidad

“Las ciudades cada vez están requiriendo más atención en materia de inversión y estudiar estos instrumentos de financiación es uno de los retos más importantes que tienen que afrontar las ciudades colombianas”, según José Antonio Pinzón Bermúdez, subdirector de Vivienda y Desarrollo Urbano del departamento Nacional de Planeación.

Según los ponentes invitados, la financiación es un tema trascendente para la implementación de la Nueva Agenda Urbana en el país en búsqueda de la autonomía territorial y la construcción de las ciudades que imaginamos.  A partir de un estudio realizado por la dirección de Espacio Urbano y Territorial del Ministerio de Vivienda, los instrumentos más utilizados son la plusvalía, el reparto de cargas y beneficios, y la valorización.

“Si en América Latina todo se está transformando, cada ciudad debe hacerlo, pero de manera diferente porque cada una de las regiones tiene sus propias características y diferentes frente a las otras”, Fernando Guzmán Rodríguez, director de la Asociación de Ciudades Capitales.

Por su parte, Findeter, una de las bancas de desarrollo que busca transformar las regiones en territorios sostenibles, considera importante generar un modelo que convierta sueños en realidades, identificando el ecosistema territorial, las oportunidades en la diversidad de vocación económica, y entender la competitividad territorial logrando expandir los mercados para centrarse en la calidad y el nivel de vida de la población.

 “La agenda urbana no puede darle la espalda a lo rural, entendiendo que somos municipios integrados con el entorno y pensando en un territorio más allá de los límites administrativos y pensando en una Colombia sostenible”, agregó Felipe Espinosa de Findeter.